Cargando...

Le dan un castigo muy particular por quemar al violador de su hija

La mujer que quemó al violador de su hija en Benejúzar está punto de volver a casa. El juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Villena ha concedido el tercer grado penitenciario a María del Carmen García tres años y medio después de haber reingresado en prisión para cumplir el resto de su condena, según el auto al que ha tenido acceso este diario. La nueva situación de la reclusa le colocará en un régimen de semilibertad que le permitirá salir del centro cada mañana para hacer su vida normal y volver por las noches para dormir.

En breve, será trasladada de la cárcel de Villena a la de Fontcalent para que pase allí en su nueva situación el resto de la condena.

Una juez concede a María del Carmen García el tercer grado penitenciario tres años y medio después de ingresar en prisión

El fallecido es Antonio Cosme que estaba en prisión cumpliendo condena por una violación en 1998 a una menor de trece años. El 13 de junio de 2005, durante un permiso penitenciario, Cosme se aproximó a la madre de su víctima cuando ella se encontraba esperando el autobús en el pueblo. El encuentro provocó una «explosión mental» en la mujer que la hizo ir a una gasolinera cercana a llenar de combustible una botella de plástico, según declaró probado en su día la sentencia. Mientras Cosme estaba en el bar, ella le roció con la gasolina y le prendió fuego al arrojar una cerilla. El hombre murió diez días después por las quemaduras.

María del Carmen García iba a terminar de cumplir su condena de cinco años y medio de cárcel el próximo agosto de 2018. En junio de 2005 entró en prisión preventiva tras el crimen, donde quedó en libertad al cabo de un año a la espera de juicio. La vista oral se celebró en 2009 y acabó con una condena de nueve años y medio, que el Supremo redujo un año más tarde.

La intensa campaña que inició el abogado de la defensa Joaquín Galant para pedir el indulto y a la que se sumaron la Plataforma Feminista y una veintena de asociaciones frenaron el encarcelamiento. Finalmente en mayo de 2014, después de que el Gobierno denegara en dos ocasiones la medida de gracia, la Audiencia ordenó que María del Carmen entrara en prisión. En estos momentos hay sobre la mesa del Ejecutivo desde hace más de tres años una tercera petición de indulto que aún no se ha resuelto.

El juzgado valora la adaptación de la condenada, el bajo riesgo de reincidencia y la antigüedad de los hechos, entre otros factores.

La Junta de Tratamiento propuso el 22 de junio del año pasado el paso de la interna al tercer grado penitenciario, pero la Secretaría General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria del Ministerio del Interior lo denegó por la gravedad del delito. La decisión fue recurrida ante el juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Villena que en un auto fechado el pasado 27 de octubre ha acordado el tercer grado para María del Carmen García.

El juzgado incide en que la gravedad del delito pierde relevancia si se tiene en cuenta la antigüedad de los hechos y el informe psicológico de la mujer, cuyo estado «es fácilmente comprensible si tenemos en cuenta las circunstancias en que los hechos tuvieron lugar». El auto incide en que el riesgo de reincidencia es bajo y que a lo largo del último año María del Carmen ha disfrutado ya de seis permisos penitenciarios sin novedad.

También se valora el hecho de que es el primer delito, que la acusada ingresó en prisión de manera voluntaria y que está a punto de terminar su condena. La junta destacaba también la «correcta» participación de la reclusa en las actividades programadas, sus hábitos laborales y el apoyo familiar. Asimismo destaca que está pagando la indemnización a la familia del fallecido, «aún cuando el Tribunal no aceptó su plan de pago» matiza, desde junio de 2014 a septiembre de 2017 que se vienen abonando 50 euros cada mes.

Fuente EP Mundo Diario Información
Cargando...
Cargando...