Le declaran la guerra a la Mara Salvatrucha

Las discrepancias internas que finalmente llevaron a la división en dos clicas de la temerosa pandilla salvadoreña Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13, comenzaron en 2016 y se agudizaron en primavera de 2017.

La fracción disidente de la MS-13 se conoce como la MS-503, o Programa 503, y se formó, según reportes de distintos medios, porque algunos miembros de la Mara Salvatrucha no estaban de acuerdo con la división de poderes y el reparto de dinero y bienes acumulados dentro del grupo.

Se estima que la pandilla recibió millones de dólares tras pactar una tregua con el Gobierno del expresidente Mauricio Funes en 2012 y logró mejorar las condiciones de detención de sus miembros encarcelados, que llegaron a gozar de distintos privilegios, como el uso de móviles, fiestas y hasta la compañía de prostitutas.

La MS-503 se manifestó en contra de aquella tregua. En el comunicado difundido en octubre señalan que “un gánster después de negociar con el Gobierno pasa a ser un rata”.

MS-503, “en contra de las extorsiones, violaciones y secuestros” de los salvadoreños

Miembros del Programa 503 ―al menos 22 en total―, sin embargo, afirman que decidieron desvincularse “de todo acto de vandalismo que los denominados MS-Tregua [cabecillas de primera línea, la llamada Ranfla Nacional de la MS-13] están llevando a cabo en contra del Gobierno y población civil”.

En un comunicado ante la población de El Salvador difundido el 5 de septiembre, el vocero de la clica, Carlos Humberto Rodríguez Burgos, explica en un video que los miembros de la MS-503 están “en contra de las extorsiones, violaciones y secuestros a toda la población en general y [de] todo acto que dañe a todo ser humano en El Salvador”.

“También estamos en contra de los asesinatos que los MS-Tregua están causando a ancianos, niños, estudiantes y demás población civil, ya que la pandilla no es una guerrilla ni tampoco es un grupo terrorista”, agregó.

¿Quién es el vocero de la MS-503?

Carlos Humberto Rodríguez Burgos, alias ‘Shyboy’ (‘chico tímido’, en español), fue condenado en 2000 a 18 años de prisión por homicidio: asesinó a un interno en un penal de menores. Tras cumplir la condena, fue puesto en libertad en julio de este año, indica el portal El Faro.

También conocido como ‘Esmailin’, Rodríguez Burgos participó en fuertes enfrentamientos entre la Mara Salvatrucha y el Barrio 18, dos pandillas rivales. Según indica El Faro, era “una de las voces con peso dentro del grupo de adolescentes de la MS-13”.

El 27 de julio de 1999 resultó herido en un violento motín en un centro de detención de menores de San Francisco Gotera, en el departamento salvadoreño de Morazán, que fue resultado de fuertes enfrentamientos entre los integrantes de la Mara Salvatrucha y el Barrio 18.

La tensa rivalidad entre las pandillas

A finales de abril de 2017 se dio a conocer que los cabecillas de la MS-13 ordenaron la purga de sus antiguos miembros que llegaron a ser integrantes del Programa 503. La orden se extendía más allá del asesinato de los pandilleros disidentes y abarcaba también a sus familiares, recoge el periódico salvadoreño El Diario de Hoy.

Las fuentes del periódico confirmaron que la purga estaba en ejecución ya en marzo. En aquel entonces se registró un incremento de asesinatos de mujeres y ancianos relacionados con la lucha interna entre la MS-13 y la MS-503.

Imágenes de pandilleros encarcelados, la cárcel de Izalco, el 5 de marzo de 2013. / Ulises Rodriguez / Reuters
La orden de purga violó una de las reglas principales de la pandilla: no hacer daño a los familiares, sobre todo a padres, mujeres e hijos de los miembros que cometieran faltas contra la Mara Salvatrucha.

Declaración de guerra

En el video del Programa 503 subido en internet en septiembre el vocero de la pandilla ‘traicionera’ denunció que ciertos líderes de la MS-13 querían “negociar con políticos sucios” y, de hecho, declaró la guerra a los pandilleros rivales tras insinuar que iban a matarlos.

Barrio 18 y Mara Salvatrucha: las bandas de tercera generación por dentroBarrio 18 y Mara Salvatrucha: las bandas de tercera generación por dentro

“Ese es nuestro objetivo: volver a una guerra entre pandillas, nada más; dejando al margen a las autoridades y la población civil”, declaró Rodríguez Burgos, alias ‘Shyboy’. “Lo de nosotros es una guerra entre pandillas, no una guerra política para actuar en contra de las autoridades y en contra de la población civil”, precisó.

Las fuentes de El Faro de la MS-13 minimizan la influencia y fuerzas de los integrantes del Programa 503 y señalan que apenas cuenta con un grupo de disidentes encarcelados. Las autoridades, sin embargo, hablan sobre una gran guerra interna en la Mara Salvatrucha e indican que la aparición de la MS-503 significa una profunda fractura territorial en las filas de la organización delictiva.

Fuente EP Mundo RT