Le sale caro alertar de una falsa amenaza de bomba

Una abogada debe pagar una multa de 20 mil dólares por hacer una falsa amenaza de bomba a una guardería ubicada dentro del palacio de justicia federal en Syracuse, Nueva York.

Jacqueline Jones se declaró culpable el viernes por el delito menor de reportar un incidente falso.

La acusada admitió haber llamado a la guardería en febrero de 2015 para decir que había una bomba porque quería evitar una audiencia contenciosa en la corte.

Los fiscales dijeron que la amenaza causó miedo y caos en la guardería, donde había 70 niños.

Jones fue multada y condenada a un año en libertad condicional, pero evitó la cárcel. Los fiscales recomendaron seis meses de prisión.

Fuente EP Mundo El Nuevo Día