Cargando...

Letizia mostró en Londres algo que siempre esconde en España (Fotos)

Sí. Al fin hemos visto reír a nuestra reina con todos sus músculos. Aunque haya hecho esta declaración facial fuera de nuestro país (como a veces perpetran algunos políticos y futbolistas con desprecio para el patio nacional), ha sido todo un placer contemplar la felicidad en el rostro de la reina.

Doña Letizia, que tan acostumbrados nos tiene a su gesto adusto (“desdeñosa y fruncida”, escribió el heterodoxo David Gistau en Abc), viajó esta semana a la Pérfida Albión y allí se ha quedado tan a gusto tirando del cigomático mayor y el menor, que son los nervios que elevan las comisuras de los labios, a la vez que del músculo orbital, el que mueve hacia arriba las mejillas. Resultado: carcajada real. ¡Eureka!

La reina Letizia mostró en Inglaterra varias sonrisas con todos sus músculos

Pensará el lector que es una frívola nadería fijarse en un asunto tan intrascendente como es la risa de la esposa del monarca, cuando durante tres días hemos asistido a la visita más importante de Felipe VI desde que es Jefe de Estado. Y es cierto, pero los periodistas también estamos para esto: para fijarnos en pequeños detalles a través de los cuales, pasado el tiempo, se construye la Historia.

Según los tratados de Sonrisología, hay identificados hasta ocho tipos de sonrisas. La que ha exhibido mayormente estos días doña Letizia sería del tipo Duchenne, la plena, la que nos sale cuando movemos los referidos nervios cigomáticos y el orbital, músculo este delator porque produce las arruguitas alrededor de los ojos. ¡Cuidado majestad! Utilizando la esfera de un reloj, sería la sonrisa ‘dos menos diez’, hora británica. Aquí serían las tres menos diez, que no es lo mismo llevada al rostro.

Todos hemos podido ver cómo la cara de la reina de España se iluminaba de manera desacostumbrada al departir con Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo; con Carlos, el eterno príncipe heredero y su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, y con el resto de la familia real británica.

Ni un rastro de la sonrisa tipo Pan Am (en honor a las esforzadas azafatas de la extinta compañía aérea norteamericana), de la sonrisa Botox…, o del tipo Forzada, ésta última tan habitual en el rostro nacional de nuestra reina.

Las sonrisas forzadas que muestra en España no se dejaron ver durante su visita a Reino Unido

Propongo un referéndum para votar con qué sonrisa británica de Letizia nos quedamos. En términos de felicidad, que es el registro que utilizan en la monarquía de Bután para medir el progreso del país, tiene más sentido este referéndum que el de Puigdemont, que hará desgraciados hasta a quienes lo desean.

Yo votaría por el tipo de sonrisa ‘Guildhall’, nombre del gran salón del palacio de la City donde la pareja real española fue recibida el jueves por el alcalde. Observen el obsequioso saludo de la reina Letizia a Lord Andrew Parmley. Lo nunca visto.

Nada tenía que ver esta Letizia con la que hemos contemplado en acontecimientos históricos relevantes y recientes como la celebración de los 40 años de Democracia (el 28 de junio pasado), la apertura de la XII legislatura (el 18 de noviembre de 2016) o, incluso, la coronación de Felipe VI (el 19 de junio de 2014). La misma distancia facial de aquella a estas que la que hay entre estar en Bahamas o en la Patagonia.

letizia sonrisa letizia sonrie

Fuente EP Mundo El Español
Cargando...
Cargando...