Lloran muerte de Paúl Cabrera mientras se investiga si hay cómplices

Cientos de personas han dado el último adiós al joven Paul Cabrera, el vecino de Caparroso de 26 años asesinado el pasado 19 de noviembre y arrojado al río Aragón, donde su cadáver fue encontrado este pasado sábado.

Familiares, amigos, allegados y conocidos se han acercado este lunes a las 18 horas a la iglesia de Marcilla, donde se ha oficiado el funeral por el chico al que durante las dos últimas semanas vecinos de Caparroso y efectivos de los bomberos y la Policía Foral han buscada afanosamente.

El féretro del chico ha sido portado por amigos y familiares y se ha cubierto con unas banderas de Ecuador y España

Los amigos y familiares del joven asesinado han portado a hombros su féretro hasta los pies del altar, donde ha sido cubierto por una bandera de España y otra de Ecuador, país de donde es procedente Paul Cabrera y su familia. Decenas de coronas y centros florales han acompañado también al féretro en este último recorrido.

“QUE NOS APOYEMOS LOS UNOS Y LOS OTROS”

En la ceremonia, el párroco de Marcilla ha agradecido la presencia de los cientos de congregados que han abarrotado la iglesia del municipio para acompañar a la familia en este duro trance.

“Son unas circunstancias muy duras y muy dolorosas, pocas palabras pueden dar explicación a lo sucedido”, ha lamentado el sacerdote en su homilía, en la que también se ha trasladado el pésame a todos los que conocían a Paul Cabrera.

En sus palabras, el sacerdote ha llamado a los asistentes a la “hermandad” y “fraternidad” de la familia cristiana para afrontar este “momento triste y doloroso”: “Que entre los unos y los otros nos apoyemos y podamos sobrellevar esta difícil situación de la pérdida de nuestro hermano Paul”.

Tras la misa el cadáver ha sido incinerado y la intención de la familia es repatriar los restos de Paul Cabrera a Ecuador. Antes de este último adiós, los vecinos y amigos de la familia han brindado un homenaje a la familia del fallecido en Caparroso, con un minuto de silencio frente al Ayuntamiento y la lectura de un comunicado en la orilla del río donde fue localizado el cuerpo.

LA POLICÍA FORAL INVESTIGA SI HAY MÁS IMPLICADOS EN EL ASESINATO

El asesinato del joven ecuatoriano y vecino de Caparroso está siendo investigado por la Policía Foral y se ha decretado el secreto de sumario sobre el caso.

El pasado viernes se arrestó a una prima del fallecido, una joven de 17 años que reside Tafalla y con quien Cabrera habría mantenido una relación sentimental sin que sus familiares lo supieran.

La chica se inculpó de parte de los hechos, aunque posteriormente se negó a declarar ante el juez. A petición de la Fiscalía, ha sido ingresada en un centro de menores por el juez de guardia de Pamplona.

Con el testimonio de la menor de edad se pudo concretar el tramo del río Aragón donde realizar la búsqueda y tras dos semanas sin resultados, el sábado apareció el cadáver. La autopsia ha confirmado que el cuerpo presenta varias heridas asestadas con un cuchillo.

La Policía Foral, que investiga el caso sobre el que se ha decretado secreto de sumario, se centra ahora en saber si la detenida actuó sola o fue ayudada por alguien para apuñalar al joven y arrojar su cuerpo al río.

Fuente EP Mundo El Español Navarra