¡Lo buscan en España! Las seis falsas identidades de Torrebruno

Giuseppe Maria Salvatore Gala –su identidad real– está en busca y captura por la policía española y también por la italiana, huido después de asestar su último golpe: una estafa de 900.000 euros a una importante firma de joyeros de Madrid.

Este delincuente italiano, conocido como ‘Torrebruno’, paradójicamente sí estuvo en manos de la Policía hace apenas unos meses, declarando por esta misma estafa. Incluso poco antes fue detenido en Marbella.

Sin embargo, tanto la Policía como el juzgado lo dejaron marchar, a pesar de que los propios agentes informaron al detenido de que había dos órdenes de busca y captura contra él; una de un juzgado de Arona (Tenerife) y otra desde Italia por medio del sistema internacional SIRENE. ‘Torrebruno’ se marchó y ayer mismo no acudió al juzgado a declarar; en el mismo sí estaban dos agentes de la Policía judicial para detenerlo. Ya era tarde. La juez ha pedido a la Policía “averiguación de domicilio”.

Ya no hay rastro de Giuseppe Maria Salvatore Gala, ni mucho menos de los casi 900.000 euros que presuntamente ha estafado a unos joyeros de antigua tradición de Madrid. Es sorprendente la soltura con que ‘Torrebruno’ se mueve, entra y sale de dependencias policiales, ya que la misma brigada de la UDYCO que lo está investigando sabe que es un individuo escurridizo. En las diligencias policiales consta que ‘Torrebruno’ tiene hasta seis identidades diferentes.

La Policía expone que “constan varias reseñas policiales con diferentes identidades”: Giuseppe Gala, Pino Ferri, Giuseppe Maria Salvatore Gala, Giuseppe Conti, y otras dos más.

Del mismo modo, la UDYCO provincial de Madrid ha localizado la red societaria que ha usado ‘Torrebruno’ para presuntamente mover los beneficios de sus operaciones. Se trata de cinco sociedades, algunas junto a su pareja, la ciudadana alemana Anja Botos (la Policía ignora si están casados, aunque sí que tienen dos hijas, una en edad escolar). Varias está domiciliadas en Canarias, donde estuvo operando antes de trasladar su base a Madrid, y otra en Villaviciosa de Odón (Madrid).

‘Torrebruno’ tiene una larga carrera delicuencial, que comenzó en su ciudad natal, en Italia. Su paso por Canarias está regado también de acusaciones de estafa y robo, alguno en las cajas fuertes de los hoteles turísticos de Tenerife. Los joyeros presuntamente estafados contaron a la Policía Nacional las amenazas de Gala, en las que aseguraba que estaba vinculado “a la Mafia”.

En la presunta estafa está implicado otro conocido joyero de Madrid, David García-Sotoca, de la joyería Sotoca. Realmente la estafa, según el relato de testigos y de las víctimas comenzó con una importante deuda, de más de 400.000 euros de Sotoca con los joyeros que han acabado siendo víctimas del entramado. Se trata de unas joyas cedidas por la firma víctima de los hechos que David García-Sotoca asegura que le fueron robadas en Bruselas. Cuando el asunto estaba en una reclamación judicial, apareció ‘Torrebruno’ para sacar del apuro a Sotoca.

Los hechos

La versión de los hechos la ratifican víctimas, testigos y el propio ‘Torrebruno’. Solo García-Sotoca la niega, asegurando que lleva “15 años sin hacer negocios” con la importante firma de joyeros estafados. Según se recoge en varias declaraciones ante los agentes de la UDYCO, ‘Torrebruno’ se ofrece a satisfacer la deuda de Sotoca, porque él mismo les debe una cantidad similar. Los joyeros estafados, en muestra de buena voluntad, aceptan una quita en la deuda y pagarés de Giuseppe Gala, que paga la primera de ellas (por 25.000 euros).

Aprovechando ese pago y la confianza recién adquirida, Gala convence a los joyeros estafados de que le dejen joyas para gestionar su venta en dos importantes joyerías de Roma. ‘Torrebruno’ es hábil, y paga efectos menores, pero nunca hace frente al pago de los 400.000 euros correspondientes a cinco valiosísimas joyas que saca de este señero establecimiento del Barrio de Salamanca de Madrid. Nunca pagaría nada más.

‘Torrebruno’ está asistido por una letrada, Susana López Fernandez, que pertenece a la sociedad Asesoría del Bosque, radicada también en Villaviciosa de Odón. Según ha podido saber Estrella Digital, esta misma asesoría habría ayudado a los trámites para las inversiones de ‘Torrebruno’ en España. De hecho, parece que ‘Torrebruno’ y su familia gozan de un razonable patrimonio. La Policía localizó en su domicilio –un amplio chalet de dos plantas con piscina en una lujosa zona residencial de Villaviciosa de Odón– un vehículo Jaguar y un Audi A1, además de una motocicleta de baja cilindrada. Su hija pequeña acude a un elitista colegio privado de Madrid.

El juzgado de Madrid donde se instruye la investigación por esta estafa se quedó sin ver declarar ayer a ‘Torrebruno’. García-Sotoca siguió negando los hechos, a pesar de que todos los testimonios son concluyentes y coincidentes.

Fuente EP Mundo Última Hora