¡Lo que este aberrado le hizo a sus hijastras no tiene perdón!

Funcionarios de la Policía municipal de Rosario de Perijá, detuvieron a Aurelio Pérez Barboza, por violar dos niñas de 11 y ocho años, respectivamente.

Un policía detalló que la madre de las niñas denunció a su pareja, en cuanto conoció lo que le hacía a sus hijas.

La niña de 11 años presentó dolores de vientre, por lo que la madre la interrogó. En ese momento la menor contó que desde hace meses su padrastro la violaba, y recientemente comenzó a hacer lo mismo con su hermana.

El aberrado amenazaba a las niñas de muerte para que no contaran lo que les hacía.

El sospechoso permanece en el calabozo del cuerpo de seguridad y quedó a disposición del Ministerio Público.

Fuente EP Mundo Diario La Verdad