Lo que hacía un estudiante fetichista con las fotos de sus compañeras

Durante meses, docenas de mujeres estudiantes de Medicina de la Universidad de Miami publicaron mundanas fotos suyas en Facebook y en las redes sociales: selfies en los automóviles, fotos con amigos en los bares y la playa, incluso imágenes de ellas en sus trajes de graduación.

No sabían que sus fotos eran copiadas y cargadas en sitios web de sexo repulsivo, algunas para fanáticos del fetichismo de los pies, otras para hombres que se masturban viendo imágenes de mujeres mientras a veces ellos mismos se fotografían cuando hacen eso. A menudo, las publicaciones identificaban a las mujeres de la UM por su nombre e incluían descripciones obscenas, algunas aparentemente incitando a violaciones.

Se cree que las extrañas publicaciones son obra de un estudiante de medicina de UM llamado Alex Zhang, de 25 años, quien fue suspendido y ahora es objeto de una investigación en la escuela. El escándalo salió a la luz la semana pasada cuando al menos dos víctimas descubrieron sus propias fotos en los sitios web y solicitaron órdenes de restricción contra Zhang.

Zhang no respondió a llamadas y mensajes que se le hicieron repetidamente a su teléfono celular, o mensajes en Facebook e Instagram.

El comportamiento problemático del aspirante a médico era conocido por la escuela y sus compañeros de clase.

En una presentación judicial, una estudiante dijo que se quejó a la universidad varias veces desde diciembre del 2015 sobre sus “actos repetidos de acecho y acoso” y de que le tomara fotos no autorizadas en un bar de Wynwood. En abril del 2016, se presentó una denuncia de acoso sexual contra Zhang y UM le ordenó mantenerse alejado de ella, aunque se le permitió permanecer en la escuela, de acuerdo con su solicitud de una orden de restricción.

Los tribunales de Miami-Dade emitieron la semana pasada órdenes de restricción temporal que obligan a Zhang a mantenerse alejado de las dos mujeres. El Herald no las identifica para proteger su privacidad.

La escuela de Medicina, citando leyes federales que protegen la privacidad de los estudiantes, se negó a responder preguntas sobre Zhang. “También es nuestro compromiso investigar exhaustivamente y adjudicar cualquier acusación de comportamiento inapropiado entre nuestros estudiantes, mientras que al mismo tiempo proporcionamos una atmósfera segura a medida que avanza la investigación”, según un comunicado publicado por la escuela.

La universidad dijo que tenía una “firma [de abogados] reconocida a nivel nacional” para ayudar a “los miembros de la comunidad universitaria afectados por las publicaciones no autorizadas”.

Una de las víctimas notificó a la Oficina del Fiscal del Estado, que está revisando el asunto.

Pero expertos legales dicen que es difícil argumentar que las publicaciones constituyen un crimen bajo la ley estatal o federal.

Las fotos se publicaron en sitios web del tipo boletín de anuncios que se enfocan en los fetiches de los pies y en un segmento a veces conocido como “fotos furtivas”, en el cual los usuarios fantasean con fotos tomadas en lugares públicos. El problema radica, en este caso, en que las fotos de las estudiantes de la UM fueron publicadas por primera vez en las redes sociales por ellas mismas, y luego convertidas por otros en fantasías sexuales.

Y no parece que los enlaces a los sitios fueron enviados a las mujeres o a sus seres queridos.

“Como cuestión legal, no está claro dónde encaja esto porque gran parte de ese comportamiento no está dirigido directamente a la víctima y, por lo tanto, puede no calificar como acecho y acoso”, dijo Mary Ann Franks, profesora de Derecho de la Universidad de Miami que encabeza el Cyber Civil Rights Initiative, una organización sin fines de lucro dedicada a combatir el abuso en internet.

Franks cree que las leyes de hostigamiento y acoso deben fortalecerse en la era digital moderna. “La verdadera energía debe centrarse en detener a la persona con el motivo incorrecto”, dijo Franks.

Zhang, que anteriormente vivía en Southern Pines, Carolina del Norte, ha estado en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami desde el 2015. No estaba claro en qué campo de la medicina estaba trabajando. De acuerdo con sus perfiles en internet, completó su licenciatura de la Universidad de Washington en St. Louis.

La página de Facebook de Zhang muestra varias fotos de él a veces vistiendo su saco blanco de doctor, sonriendo junto a sus compañeros de clase y grupos de aparentes amigos. Sus fotos también anuncian su apoyo a los derechos de gays y lesbianas, las causas de los inmigrantes y el orgullo escolar de Canes.

Primero comenzó a acosar a una de las alumnas durante el otoño de su primer año en la facultad “a través de un mensaje de texto, un mensaje de Facebook y Snapchat”, de acuerdo con la petición de orden de restricción. En un episodio temprano, ella subió una publicación de Snapchat diciendo que estaba estudiando en la biblioteca de la escuela.

Zhang vio la publicación y “mostró su ubicación exacta 45 minutos más tarde tratando de sentarse” con ella, indica la petición. Eventualmente, la estudiante bloqueó a Zhang de todas sus redes sociales y la administración de la escuela le advirtió que la dejara en paz, dice la petición.

Pero eso fue todo, según la petición. En marzo del 2016, fue a un bar y “ofreció comprar bebidas a los estudiantes y ofreció dinero a cambio de mostrar las fotos [de ella] en Facebook”. Un mes después, Zhang se presentó a una fiesta de cumpleaños en un bar de Wynwood y fue visto tomando fotos de la joven.

Después de que fue confrontado por sus amigos y la administración de la escuela de Medicina, Zhang prometió eliminar las fotos de su teléfono, según revela la petición. Luego, la escuela emitió una “orden de no contacto” contra Zhang, y se presentó una queja de hostigamiento y acoso sexual en la universidad.

De acuerdo con la petición de una mujer, Zhang aún era estudiante de la escuela a principios de este mes cuando las víctimas encontraron al menos ocho sitios web con cientos de fotos de otras estudiantes de UM. Se conectó a Zhang con las fotos porque se incluían las del bar de Wynwood que se le había pedido que borrara.

Algunas de las fotos tienen caras de mujeres superpuestas a imágenes pornográficas. Decenas de fotos permanecen en línea en esos sitios web.

Otra víctima, en su propia petición, estimó que “más de 50 mujeres adicionales de su escuela se encuentran en estos sitios”. Ella cree que Zhang todavía tiene su identificación universitaria que “le da acceso a todas las instalaciones”.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald