Lo que pasó en la playa por culpa de unos escorpiones

El 112 de Melilla ha anunciado a través de Twitter que la playa de Horcas Coloradas (Melilla) se ha reabierto.

La bandera verde ya ondea en el puesto de vigilancia, permitiendo no sólo el baño, sino el acceso a la propia arena después de que finalizaran con éxito las labores de desinfección por la presencia de escorpiones.

La playa ha estado cerrada al público durante unas horas después de que operarios del servicio de limpieza detectaran, a media mañana del pasado martes, la presencia de escorpiones bajo una piedra junto al acantilado al que da esta playa del mar de Alborán en el norte de la ciudad.

Personal de limpieza halló varios escorpiones debajo de unas piedras

Tras detectarse, los socorristas desalojaron la playa y se izó la bandera negra ante el “grave riesgo para la salud”, según declaraciones de la Consejería de Seguridad Ciudadana de Melilla recogidas por Efe.

No ha sido hasta primeras horas de la tarde de este miércoles cuando los Técnicos de Medio Ambiente han podido garantizar plenamente la seguridad.

La playa estuvo cerrada al público mientras desinfectaban la zona

El escorpión común, amarillo o alacrán es una especie que suele habitar entre rocas y su picadura es dolorosa aunque no suele ser mortal, pero sí peligrosa para niños, ancianos y personas alérgicas.

Fuente EP Mundo El Mundo