Lo que pide el abogado de Venus Williams del anciano fallecido

La defensa de la tenista estadounidense Venus Williams, sobre quien pesa una demanda civil por un accidente de tráfico mortal en Florida, defiende que ella no es responsable por la muerte de un pasajero pues éste no llevaba el cinturón de seguridad abrochado cuando se produjo el siniestro.

Robert. E. Paradela, abogado de Williams, solicitó el historial médico y el informe de la autopsia del cadáver de Jerome Barson, de 78 años, quien falleció en un hospital semanas después de producirse el accidente, según documentos a los que tuvo acceso EFE.

Venus Williams no resultó herida en el accidente y dio negativo a las pruebas de alcoholemia y de drogas

El siniestro tuvo lugar el pasado 9 de junio en una calle de Palm Beach Gardens (al norte de Miami), cuando la tenista quiso cruzar una intersección con la luz en verde pero tuvo que reducir la velocidad en mitad del cruce ante el denso tráfico, momento en que otro auto chocó contra el suyo.

Según Linda Barson, de 68 años, conductora del otro vehículo y que resultó con heridas graves, el impacto contra el automóvil de Williams se produjo porque no pudo frenar a tiempo.

Como consecuencia del choque, Jerome Barson, de 78 años, debió ser ingresado en un hospital y dos semanas después, el pasado 22 de junio, murió.

En un documento consignado en los tribunales, Parelada presenta más de una treintena de peticiones, entre otras las declaraciones de impuestos del fallecido en los últimos diez años, así como su partida de nacimiento y defunción, póliza de seguro de vida y seguro médico.

Pide también el letrado todos los vídeos y fotografías vinculadas al siniestro y cualquier audio relativo al accidente que tenga interés en el caso.

El abogado de Venus Williams arguye además que Barson no llevaba abrochado el cinturón de seguridad en el momento del accidente

La familia Barson demandó a finales de junio pasado a la tenista estadounidense por “negligencia” al conducir, una demanda con la busca una indemnización por daños causados.

La exnúmero 1 del mundo no resultó herida en el accidente y dio negativo a las pruebas de alcoholemia y de drogas que le practicó la Policía tras el siniestro. El informe policial indica además que Williams no uso al volante ningún dispositivo electrónico que pudiera distraerla.

La siete veces ganadora de torneos Grand Slam, cinco de ellos en Wimbledon, perdió el pasado 15 de julio en la final en Londres contra la española Garbiñe Muguruza.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald