Lo que pide hacer el gobernador de Florida ante el avance de Irma

El gobernador de Florida, Rick Scott, afirmó que ante el avance del huracán Irma por el estado lo mejor que se puede hacer ahora es rezar por las personas que están en la trayectoria del destructivo ciclón.

“Sé que mucha gente de todo el mundo quiere ayudar. Lo mejor que se puede hacer ahora es rezar”, aseguró Scott a la cadena de televisión ABC sobre la situación creada por el huracán, que ha causado al menos tres muertos en Florida tras haber dejado una treintena más de víctimas mortales a su paso por el Caribe.

Irma tocó tierra la pasada madrugada en los Cayos de Florida, en el extremo sur del estado, a donde llegó con fuerza de categoría cuatro y vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, para luego volver a tocar tierra, más debilitado, en Marco Island, en la costa oeste de la península.

Scott advirtió de que los equipos de rescate tienen una difícil actuación en medio de la tormenta, por lo que no se espera que haya una evaluación fidedigna de daños hasta el lunes.

“En medio del huracán será difícil, pero puedo decirles que vamos a hacer todo lo posible para asegurarnos de que nos ocupemos de todo el mundo”, dijo el gobernador republicano, quien el domingo habló con el presiente Donald Trump para ponerlo al tanto de la situación.

Scott aseguró que Florida es un estado de gente luchadora y pidió también donaciones y el apoyo de voluntarios para apoyar a los miles de damnificados que ha dejado ya el ciclón.

Irma ha ido perdiendo fuerza a medida que se desplaza hacia el norte descargando su mayor potencia destructora en la costa oeste de Florida, donde ha dejado graves inundaciones y destrozos, y actualmente se ha degradado a un ciclón de categoría dos, de un máximo de cinco en la escala Saffir-Simpson.

Irma tocó tierra la pasada madrugada en los Cayos de Florida, a donde llegó con fuerza de categoría cuatro

Posiblemente la zona más devastada sea los Cayos de Florida, en el extremo sur de la península, donde el departamento de Emergencias del condado de Monroe, al que pertenece esa zona, ha asegurado que el huracán ha creado una “crisis humanitaria”.

Además de las tres muertes confirmadas asociadas con el huracán, Irma ha causado graves inundaciones, ha arrancado innumerables árboles, derribado dos grúas en edificios en construcción en Miami y dejado a más de dos millones y medio de personas sin electricidad.

El presidente, Donald Trump, que firmó el domingo una declaración de gran desastre en Florida, anunció que visitará el estado “muy pronto” y se mostró satisfecho con la respuesta dada al huracán.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald