Los 18 años de Andreíta destrozan a Belén Esteban

Era una noche marcada en el calendario, y no sólo de Belén Esteban. Toda la prensa del corazón esperaba anhelante este 20 de julio para celebrar con ella la mayoría de edad de su hija Andreíta Janeiro, a la que ya no tendrán que pixelar nunca más.

Sin embargo, la alegría de unos parece que se ha tornado tristeza en la madre de la protagonista, sobre todo después de que la totalidad de los medios, salvo precisamente en el que ella trabaja, el programa Sálvame, se han hecho eco de la noticia.

Sus compañeros de Telecinco dicen estar totalmente volcados con ella ya que, según comentan, Belén está destrozada, se siente culpable por la expectación que hay en torno a su hija, e incluso se arrepiente de haber mencionado en diferentes ocasiones a su hija en sus tantísimas intervenciones televisivas.

Belén Esteban ha optado por no hablar de Andrea a partir de ahora

Por ese motivo, Belén Esteban ha optado por no hablar de Andrea a partir de ahora, y su compañero Kiko Hernández ha intentado echarla un capote precisando que “Andrea no es Chabelita Pantoja.

Puede cambiar de opinión pero, de momento, la niña no quiere aparecer en ningún medio ni dar ninguna declaración. Ha tenido sobredosis de tele con los temas de su madre”.

Los demás colaboradores han aconsejado a la que fuera ganadora de Gran Hermano VIP que actúe con normalidad y naturalidad este tema, animando a su hija a que no haga ningún tipo de declaración para intentar que todo el revuelo ocasionado hoy se vaya disipando poco a poco.

Lo que parece difícil es que la fiesta que le ha organizado su madre en una conocida discoteca madrileña, donde ha reservado una zona VIP, no sea el principal foco de atención de todas las revistas la próxima semana.

Terelu Campos ha intentado incluso hablar de la legalidad o no del acoso mediático

Otra compañera de Belén en Sálvame, Terelu Campos, ha intentado incluso hablar de la legalidad o no del acoso mediático y ha asegurado que un abogado le ha dicho que, aunque madre e hija no podrán evitar que salga su rostro si no participa voluntariamente en el mundo de la televisión, lo más probable es que un juez pueda determinar, en un futuro, que debe ser considerada una persona anónima, como ya ocurrió con Rocío Carrasco.

Fuente EP Mundo Estrella Digital