Los asaltan mientras agonizaban

El viernes pasado ocurrió una nueva masacre en México. Una mujer y tres hombres fueron ejecutados con armas largas a plena luz del día en el parque Domingo Colín, en Villahermosa, al norte de la capital de Tabasco.

La Policía encontró tres de los cuerpos en el kiosco y otro más a unos 10 metros.

Un video que comenzó a circular en las últimas horas muestra que la miseria humana no tiene límites. Muestra cómo un grupo de ciudadanos impide que jóvenes roben las pertenencias de los masacrados apenas ocurrido el hecho, mientras algunos todavía agonizaban.

Las crudas escenas, tomadas minutos después de la ejecución, muestran como una de las víctimas aún se movía y como no había presencia de ninguna autoridad, un par de ladrones quiso aprovechar para robar los celulares y otras pertenencias que los agredidos tenían encima de una mesa de cemento.

Mientras otros ciudadanos filmaban la macabra escena, dos jóvenes, uno de ellos con mochila, se acercan al kiosco e intentan tomar los teléfonos móviles de las víctimas.

“¿Adónde lleva eso?, ¡Dejen eso ahí¡, Los vamos a acusar de robo a ustedes”, gritaron algunos de los presentes para detenerlos. Los ladrones primero trataron de disimular que estaban filmando y después se retiraron del lugar.

Las víctimas, según testigos, fueron atacadas por dos comandos. Fueron identificadas como María Victoria Torres González, de 28 años de edad, Roberto Abad Rosas Reyes, alias “El Viejón” o “El Chuy”, Miguel Alberto Torres Hernández, de 29 años de edad y su hermano Jesús Manuel Torres Hernández de 43 años de edad, este último, con antecedentes penales.

Testigos indicaron que los sicarios viajaban en dos camionetas tipo CRV, una blanca y la otra azul, con los rostros cubiertos. Llegaron y rodearon a las víctimas para evitar que escaparan.

En junio pasado fueron detenidos también en Tabasco un grupo de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el grupo delictivo que busca adueñarse de la plaza.

Fuente EP Mundo Infobae