Los ataques de caimán no se detienen en Florida

Un hombre fue mordido en repetidas oportunidades por un caimán en un estanque del condado de Charlotte, el cuarto ataque en lo que va de mes en la costa suroeste de Florida.

Frederic Iman, de unos 60 años, presentó graves heridas, aunque ninguna de ellas fatal. Iman tuvo que ser aerotransportado de emergencia a un hospital, donde se recupera de las graves heridas sufridas.

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida (FWC) estima que más de un millón de caimanes americanos pueblan el estado de Florida, reptiles que pueden superar los 14 pies de longitud y llegar a pesar más de mil libras.

Con el ataque a Iman, suman ya cuatro los ataques de caimanes registrados en el suroeste de Florida en lo que va de mes.

Entre ellos está el ocurrido el pasado 10 de julio, cuando una mujer de 71 años fue hospitalizada tras ser mordida en un brazo y las piernas por un caimán de unos diez pies de largo, en una frondosa urbanización próxima a un parque natural también en la costa suroeste de Florida.

Y a primeros de este mes un niño de diez años fue mordido por un caimán en Pace River, en Arcadia (condado de DeSoto), y una mujer de 51 años tuvo que ser hospitalizada tras ser mordida en el brazo el mismo día mientras recogía unas pelotas de golf en una laguna de Rotonda West.

Fuente EP Mundo Diario de Las Americas