LVL dice unas cuantas verdades sobre el diálogo

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró que el año 2018 “pinta muy mal” para Venezuela en materia política, sobretodo en la dirigencia opositora que aunque ha demostrado ser mayoría el resultado adverso de las regionales “la fracturó y debilitó severamente a sus líderes”.

Según expresó León en su columna del portal Prodavinci, el problema es por “la incapacidad” de la Mesa de la Unidad Democrática que tuvo de controlar sus liderazgos y evitar que participaran para boicotear un evento que considera ilegítimo y sesgado.

“Con candidatos opositores corriendo en la contienda y los partidos y la MUD llamando a no votar, el escenario es demoledor, pues ni habrá una abstención masiva deslegitimante, ni habrá un triunfo opositor relevante de los rebeldes, pues aquellos que no participan en municipios imperdibles serán derrotados, no por el chavismo sino por la propia abstención y división opositora”

El economista añadió que la negociación es “indispensable”, pero advirtió que sus resultados no lucen fáciles ni rápidos. Por otra parte, enfatizó que la hiperinflación y el empobrecimiento de la población y del sector empresarial son inminentes. Sin embargo, señaló que la hiperinflación “no suele durar mucho tiempo sin que las presiones económicas obliguen al Gobierno a provocar cambios económicos severos”.

La incertidumbre parece ser cuándo el Gobierno podría tomar una decisión de ajuste, y 2018 parece probable. La economía es mucho más rebelde que el pueblo. Se niega a que la mareen con discursos populistas. Busca su cauce como sea. No se puede doblegar con decretos. Cuando la amenazan amplifica su furia. No la pueden apresar. Sus castigos son demoledores y al final… suele triunfar.

Fuente EP Mundo El Cooperante