Maduro no puede cantar victoria

Nicolás Maduro no puede cantar victoria. El Gobierno tienen que verse en el espejo de Pérez Jiménz quien tras permanecer cuatro años ilegítimamente en el poder, Marco Pérez Jiménez, ante la próxima caducidad de su mandato, decidió realizar un plebiscito (no contemplado en la Constitución reformada por él mismo), en el que consultó a la población si deseaban extender su gobierno por cinco años más.

¿Los resultados? De acuerdo con el Consejo Supremo Electoral, poder creado por el General Pérez Jiménez, la población dio un abrumador espaldarazo a su reelección como Presidente por los próximos cinco años, obteniendo 2.374.790 votos a favor, mientras que la oposición de la época, se quedó corta, y solo 186.015 venezolanos habrían rechazado la propuesta de extender el mandato.

Fraude electoral en evidencia

Sin embargo, en vez de calmar los ánimos de la población, la cual se encontraba en rebelión al gobierno dictatorial y ante la mayor represión, las protestas en las calles eran cada vez más contundentes, y por si fuera poco, los sectores opositores dentro del Ejército, iniciaron la creación de una estrategia para salir del Gobernante aferrado al poder.

La furia de los venezolanos se incrementó

Los primeros días de enero, la rebelión militar y cívica fue en aumento, y a pesar de los intentos fallidos, la oposición continuó en lucha, hasta que, finalmente el 23 de enero de 1958, apenas dos meses después de declararse victorioso con un plebiscito ilegítimo, Marcos Pérez Jiménez, se vio obligado a huir de Venezuela.

¿Se repite la historia?

Ahora, la historia podría repetirse. Desde la instauración del gobierno de Nicolás Maduro, la negativa de la mayoría de la población a aceptar su mandato, el cual ha desbordado pobreza y crisis en todos los sectores sociales, los conflictos han desatado un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad dirigidas por el Estado, y los ciudadanos que urgen por un cambio en el alto mando político.

No obstante, al igual que Pérez Jiménez, Maduro inició un seriado de medidas ilegítimas para probar, junto a poderes aliados, como el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia, que cuenta con acérrimo apoyo en la población venezolana, tal como sucedió este domingo con las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, en la cual, según el ente comicial, el chavismo habría recibido el mayor respaldo de todos los tiempos, superando incluso, las elecciones del exmandatario Hugo Chávez.

Fuente EP Mundo El Cooperante