Más sanciones y aislamiento, lo que está por venir para Venezuela

Venezuela siempre ha sido un país importante para la comunidad internacional, pero en los últimos años ha dado de qué hablar y no precisamente por sus avances democráticos.

La nación se encuentra bajo el escrutinio mundial por la brutal represión a las protestas antigubernamentales, la incesante violación de derechos humanos, la supresión del Estado de Derecho y la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de llevar a cabo una asamblea nacional constituyente (ANC).

Argentina, Brasil, Canadá, México, España, Colombia, Estados Unidos, la Unión Europea y El Vaticano, entre otros, han desconocido por ilegítimas las elecciones de la ANC, realizadas el pasado 30 de julio.

Hasta este viernes 4 de agosto más de 50 Estados del mundo se han pronunciado sobre la ANC, de estos más de 40 la han rechazado y pedido su suspensión, menos de 10 la apoyan y el resto tiene una posición que no define si la respalda o la reprueba.

La internacionalista Elsa Cardozo señaló que el gobierno de Maduro se ha desligado de las relaciones internacionales con sus decisiones. Su política exterior ha repercutido en el ámbito económico, político, social y humanitario de Venezuela, lo que ha hecho que surja preocupación de la colectividad de países de Europa y América Latina.

“Es el gobierno el que ha bloqueado relaciones sanas y abiertas con la comunidad internacional. Por ejemplo, la disposición de donar medicinas y alimentos que hacen de Venezuela un tema crítico para el mundo. Pareciera que quisieran que los venezolanos quedaran aislados del apoyo internacional”, expresó Cardozo.

La experta en relaciones exteriores resaltó el apoyo de la comunidad internacional a la población venezolana durante los cuatro meses de protestas que se han desarrollado.

Más allá de pronunciarse, Estados Unidos fue el primer país en imponer una medida directa de carácter económico y jurídico relacionada directamente con la ANC.

El lunes 31 de julio, un día después de las elecciones, el Departamento del Tesoro sancionó a Maduro al congelar sus bienes en ese país, prohibir que se hagan negocios con él y no permitir que entre en territorio estadounidense a menos de que sea para la reunión de las Naciones Unidas.

La medida ya tenía un antecedente. Días antes de la realización de las elecciones para la ANC, el Departamento del Tesoro sancionó a Elías Jaua, Iris Varela y a Tibisay Lucena por estar involucrados en la ANC, proceso que la administración de Donald Trump considera ilegal y en detrimento de la democracia venezolana.

Cardozo se refirió a estas sanciones y vaticinó que podrían venir más.

“Sanciones focalizadas o personales hacia los funcionarios del gobierno vendrían si el Estado persiste en su error”, advirtió.

Los 28 países de la Unión Europea ratificaron que intensificarán su respuesta si se siguen socavando los principios democráticos en ese país. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, pidió congelar los activos e imponer una prohibición de viaje al territorio de la entidad supranacional a los funcionarios del gobierno de Venezuela.

La internacionalista indicó que el rechazo de la constituyente por parte de la Unión Europea es importante porque abarca una decisión multilateral que deja abierta la posibilidad al gobierno de rectificar para participar en una negociación significativa que, a su juicio, puede ser constructiva.

Aunque el gobierno ha prometido que con la ANC va a consolidar la paz, reformar el sistema judicial y construir un modelo económico postpetrolero, Cardozo sostuvo que en materia de economía internacional el Estado no tendrá un buen panorama.

“La consecuencia más inmediata que tiene el desconocimiento de la constituyente es que el gobierno no tiene cómo legitimar sus compromisos financieros internacionales”, ratificó.

Cardozo recordó que el Estado se encuentra limitado por la dificultad que tiene para acceder a los recursos internacionales.

Mercosur

La actuación del gobierno y su decisión de llevar a cabo la ANC podría tener otra consecuencia: la salida de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur).

El sábado 5 de agosto habrá en Brasil una reunión de los cancilleres del Mercosur, en la que tomarán una decisión sobre la permanencia de Venezuela en el bloque.

El presidente Mauricio Macri afirmó que Argentina consideraba que Venezuela debía ser suspendida del bloque regional con la aplicación de la “cláusula democrática” contemplada en el Protocolo de Ushuaia. Una posición similar expresó el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa.

Mientras que Alosyio Nunes, canciller de Brasil, sostuvo este viernes que su país propondrá que Venezuela sea suspendida del Mercosur hasta que la democracia vuelva al país.

“Un gobierno democrático no puede convivir, de brazos cruzados, con una dictadura al lado. Es la posición de Brasil”, escribió Nunes en su perfil de la red social Twitter.

Fuente EP Mundo El Nacional