Matanza en Jerusalén no se detiene

Dos policías israelíes murieron este viernes tras sufrir un ataque en la Explanda de las Mezquitas de Jerusalén, mientras los tres presuntos atacantes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad tras el asalto, informó hoy la policía. Un tercer policía resultó herido. Los dos agentes, de 22 y 30 años murieron en el hospital, dijo el portavoz de la policía Micky Rosenfeld.

Israel ordenó de inmediato el cierre de la Explanada de las Mezquitas (para los israelíes el Monte del Templo) y con ello impedía a los fieles musulames acudir a la mezquita de Al Aqsa a rezar en viernes, el día tradicional del rezo. Las autoridades israelíes cerraron además los accesos a la parte antigua de la ciudad.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, condenó el ataque a los policías en una llamada telefónica con el jefe de Gobierno israelí Benjamin Netanyahu. “(El presidente), subrayó su rechazo a todo acto de violencia venga de la parte que venga, especialmente si se produce en lugares sagrados”, señaló la agencia palestina de noticias Wafa. A su vez Abbas pidió levantar el cierre del Monte del Templo.

La Explanada de las Mezquitas, en el corazón del casco antiguo de Jerusalén, es sagrado tanto para musulmanes como para judíos. El acceso limitado en el pasado ya condujo a episodios de violencia y tensión. Muchos palestinos temen que Israel cambie el status quo, es decir, que decida sobre quién puede visitar o acudir a rezar al lugar. Abbas volvió a hablar al respecto con Netanyahu.

Por su parte, el primer ministro conservador dijo, según un comunicado de su oficina, que Israel hará todo lo que sea para mantener la seguridad en el Monte del Templo, sin cambiar su status quo.

El ministro ultraderechista israelí Naftali Bennett exigió una sesión especial del gabinete de seguridad israelí.

Para los judíos estos lugares santos en la ciudad antigua de Jerusalén también son de alta importancia. Según la creencia judía, allí se levantaron dos templos que luego fueron destruidos y el Muro de las Lamentaciones al pie del Monte de Templo es un resto del la muralla del segundo templo. Fue construido en la época del rey Herodes (entre el año 73 y 4 aC) y destruido por los romanos 70 años más tarde.

Abbas pidió además la mediación de Jordania. Las autoridades jordanas son las que gestionan los lugares santos musulmanes en la parte antigua de Jerusalén, como lo es la Explanada de las Mezquitas con la mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca. Sólo a los musulmanes se les permite rezar allí.

Organizaciones de derecha judías quieren que ese derecho lo tengan también los judíos. Los musulmanes consideran una provocación la visita de judíos a la explanada.

En la mañana de hoy los tres atacantes palestinos emplearon armas automáticas y un cuchillo para atacar a un grupo de policías israelíes en el acceso a la Explanda de las Mezquitas.

Huyeron hacia la Explanda pero los policías les abatieron, según confirmó Rosenfeld. Las imágenes que se divulgaron en Internet muestran a efectivos de seguridad fuertemente armados en la zona.

 

Según la policía, los atacantes eran árabes israelíes de un pueblo del norte del país. Rara vez se produce un ataque de palestinos que viven en Israel y que tienen nacionalidad israelí.

Los policías muertos eran drusos. Medios locales indican que uno ellos tenía un bebé de tres semanas.

 

Fuente EP Mundo Diario de Las Americas