Mayweather y McGregor se ponen payasos antes de su pelea

La tensión previa al combate del año sigue creciendo. Floyd Mayweather calificó de “cobarde” a Conor McGregor, a quien se enfrentará el 26 de agosto en Las Vegas en un duelo de boxeo muy esperado.

“Es un cobarde, él es un ladrón, los combatientes reales nunca se dan por vencidos”, lanzó el estadounidense de 40 años, que regresa de un retiro desde septiembre de 2015 para un controvertido choque entre dos estilos de combate.

Durante el tercer cara a cara entre el estadounidense y el irlandés, esta vez en Brooklyn, New York, se vivieron escenas de máxima tensión. La situación más candente ocurrió cuando Mayweather indicó:

 “Esta será una victoria fácil, soy yo quien dirige el espectáculo”, y lanzó un fajo de dólares en la cara de ‘The Famous’.

McGregor respondió con un intento de morder la oreja de su próximo oponente. Fue entonces, cuando la seguridad del evento intervino de manera oportuna y evitó que la situación se escapara de las manos.

Al igual que en Los Ángeles el martes y el miércoles en Toronto, McGregor ha recibido el apoyo más entusiasta de los espectadores, pero el irlandés, muy cómodo micrófono en mano, no pudo robarle el show a Mayweather en esta ocasión. McGregor llegó a la presentación sin camisa, con un abrigo de piel blancacolocado sobre los hombros y pantalones de colores brillantes, multiplicando las provocaciones e insultos de carácter sexual hacia Mayweather, la cadena Showtime lucha o la prensa.

Además, los acompañantes de ambos púgiles casi llegaron a las manos y la presentación terminó con un final ‘cara a cara’ entre Mayweather y McGregor, a quien se vio particularmente molesto.

Mayweather, campeón mundial en cinco categorías: superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter, se medirá con McGregor, que nunca ha hecho una pelea de boxeo profesional en un combate bajo las reglas del pugilismo.

El boxeador estadounidense ganará 260 millones de dólares y el luchador irlandés obtendrá una recompensa de 87 millones de euros. La gira promocional del combate terminará este viernes en Londres con el cuarto cara a cara.

Fuente EP Mundo El Mundo