Mira Lo Bueno Que Es Trabajar Desde Casa

Sin excusas, si  aun no encontramos un trabajo es porque sencillamente no estamos buscando en el lugar ideal para hacerlo. Día a día nos saboteamos a nosotros mismos, diciéndonos” que ningún tipo de trabajo es compatible con nuestras obligaciones tales como: “Quien me cuida el bebe o no confió en nadie para que lo haga”, “No puedo alejarme tanto tiempo porque hay que cumplirle el tratamiento a mi padre enfermo”, “Ese trabajo no compensa los gastos de transporte para poder realizarlo y por lo lejos la alimentación en la calle es más costosa” , así que vivimos en un constate circulo vicioso de negación a pesar de poseer una profesión, destrezas manuales, habilidades, ser creativo, proactivo entre otros.

Pero, lo cierto es que si nos tomamos la molestia de darnos un paseo por un sinfín de oportunidades que se nos presentan a diario y no tenemos la actitud correcta para aprovecharla en ese justo instante, pues estaríamos desperdiciando una oportunidad de oro y es la de ver el interesante mundo de los trabajos desde casa donde no necesitas nada más que una sencilla tablet o una computadora, un celular o cualquier dispositivo electrónico al alcance de nuestras manos. Descubriremos que son mucho más útiles de lo que nos pudiéramos imaginar, y nos estaríamos ahorrando cualquier cantidad de dinero en transporte, maquillaje, alimentación, desgaste de ropa, peluquería, alquiler de local entre otros. Además que seriamos nuestros propios jefes, configuraríamos nuestro propio horario de trabajo y estableceríamos hasta donde lleguen nuestras aspiraciones cuanto deseamos ganar, en conclusión todo el control de la situación estaría bajo nuestro mando.

En cuanto a preparación, si no nos sentimos capaces de iniciarnos  a nosotros mismos no nos debemos preocupar por eso, sencillamente tomamos cursos online que se adapten a nuestras necesidades y que nos faciliten las herramientas necesarias para convertirnos en pianistas del teclado según nuestras preferencias.

Independientemente de ser un escritor, traductor, artista, artesano, periodista, diseñador gráfico, programador, etc.…hay reglas de oro que no debemos obviar porque son la clave de alcanzar exitosamente nuestras metas y son las siguientes:

1. Espacio: Destinar un sitio específicamente para la realización de nuestras tareas y que este mismo siempre posea una apariencia impecable y ordenada puesto que debemos respetarnos a nosotros mismos, recordemos que somos nuestros propios jefes pero también nuestros propios empleados y sin bien es cierto que nadie nos controla, el compromiso de ser responsables con nuestras obligaciones requiere de organización y el resultado de ello afectara de forma o positiva nuestra producción.

2. Tiempo: Es prudente establecer un horario de trabajo definido y calculado de acuerdo a nuestras disponibilidades, ya sea uno corrido u otro por intervalos, el punto es crear una rutina y les diré porque, porque esto marca un efecto en nuestro rendimiento que se verá reflejado en la obtención de futuras ganancias a corto y a largo plazo, de los cuales nos sentiremos inmensamente orgullosos.

3. Observación: En función de esto, es importante crear un cuadro de estadísticas donde iremos asentando los resultados de una forma periódica y el cual nos permitirá apreciar si nuestro comportamiento está bien enrumbado, al igual que si estamos fallando podremos corregir antes que sea un caos y el tiempo no se ha perdido.

4. Entorno: Es bien sabido que la mayoría de las veces estamos rodeados de personas, actividades que suceden a nuestro alrededor y que pueden tener cierta influencia en nuestro comportamiento de trabajo, ojo con esto que es delicado. Tenemos que saber diferenciar entre lo que nos puede cambiar el estado de ánimo en segundos y la actitud que debemos asumir para desempeñar extraordinariamente nuestro trabajo. Por eso es indispensable tratar de ubicar en el desarrollo del día a día cuales son los momentos de mayor tranquilidad, donde nuestra concentración sea lo menos perturbada posible.

Por favor comparte estos consejos que si bien te han sido de gran utilidad permite que otros también saquen provecho, siempre a tu orden.

Fuente EP Mundo