Moncada, el canciller que no llenó las expectativas del chavismo

Samuel Moncada fue “zapateado” de la cancillería de la República, ente en el que solo duró 45 días en sustitución de la ahora constituyentista Delcy Eloína Rodríguez.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, nombró como ministro de Relaciones Exteriores a Jorge Arreaza, en reemplazo de Samuel Moncada que, según el mandatario, se encargó de la transición de ese despacho por un tiempo.

Pero Moncada no tuvo mucho “brillo” en ese mes y 15 días que duró en el cargo, su desempeño se limitó a acentuar aún más la riña con la comunidad internacional y uno que otro viaje fugaz.

Guterres no lo recibió

El pasado 21 de julio, el ahora excanciller venezolano se reunió en Nueva York con Maria Luiza Ribeiro Viotti, la jefa de gabinete del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Originalmente, Moncada iba a ser recibido por el propio Guterres, que a última hora tuvo que ausentarse por motivos familiares, según explicó a los periodistas Farhan Haq, uno de sus portavoces.

El viaje “relámpago” a Granada

En la semana del 6 de julio, Moncada viajó a Granada, país en el que se llevó a cabo la 38° Cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) y que exigió a sus pares buscar una posición más contundente con respecto a la crisis por la que atraviesa Venezuela.

Ante esto, Moncada voló hasta Granada para sostener una reunión con el primer ministro granadino, Keith Mithell, y el de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves para cambiar la postura del país caribeño.

La expulsión de Fox

Por órdenes de Nicolás Maduro el domingo 16 de julio, Moncada declaró persona no grata al exmandatario mexicano Vicente Fox, quien participó como observador de la consulta popular organizada por la oposición para rechazar el cambio de constitución que promovió el Ejecutivo.

“Como Canciller de la República Bolivariana de Venezuela anuncio la declaración del señor Vicente Fox como persona no grata. El señor Fox abusó de la hospitalidad del pueblo venezolano injuriando nuestro gentilicio“, escribió en su cuenta de Twitter el exministro de Relaciones Exteriores.

La lloradera por las sanciones

Unas semanas antes del severo anuncio de las sanciones contra funcionarios del Gobierno, el historiador denunció una “insolente amenaza” de Estados Unidos contra Venezuela y la acusó de crear deliberadamente alarma en el país con la intención de sembrar el caos.

Aseguró que la CIA estaba detrás de la estrategia de desobediencia civil de la oposición para detener la Asamblea Constituyente, que debe redactar una nueva Carta Magna que afiance el “socialismo del siglo XXI” en el país y es vista por sus detractores como un intento de consolidar la “dictadura” del chavismo.

Fuente EP Mundo El Cooperante