Niño de 10 años fue víctima de la crisis de opiáceos en Florida

Un niño de 10 años sería una de las victimas más jóvenes de la crisis de los opiáceos en el estado de Florida, según la fiscalía.

Los análisis toxicológicos preliminares muestran que Alton Banks tenía restos del analgésico fentanilo en su cuerpo cuando se desmayó y falleció en su casa el pasado 23 de junio. Las autoridades sanitarias señalan que el fentanilo es tan potente que solo respirarlo o absorberlo a través de la piel puede ser letal.

Se cree que Alton Banks podría haber estado expuesto al fentanilo en la piscina o en su regreso a casa

Alton empezó a vomitar al regresar a casa de una excursión a la piscina y fue hallado inconsciente esa noche, explicaron las autoridades.

Según los investigadores, no hay evidencias de que el menor entrase en contacto con la sustancia en su casa.

Creen que podría haber estado expuesto a ella en la piscina o en su regreso a casa, en la comunidad Overtown de Miami, muy afectada por la epidemia de opiáceos.

tributo a Alton Banks
Shantell Banks, la madre de Alton Banks, publicó este tributo en su página de Facebook.
Fuente EP Mundo El Nuevo Herald