No creerás lo que le mostró un policía a un sentenciado para burlarse

Un policía de la Florida llevaba a su hijo de 14 años a la escuela en marzo de 2016 cuando vio a un automovilista que conducía imprudentemente.

Aunque no estaba de servicio, el agente encubierto de la policía de Jacksonville, trató de detener a Kevin Rojas, que en ese momento tenía 19 años, según reportó la Associated Press.

Lo que Rojas hizo fue bajarse del Cadillac de color blanco que conducía y sin motivo alguno comenzar a dispararle al agente, dijo la policía, aunque éste llevaba un chaleco antibalas donde claramente se podía leer “Policía”, reportó el canal WLTV.

Los disparos de Rojas no hirieron al hijo del agente, pero alcanzaron al policía, quien respondió a los disparos. Posteriormente Rojas escapó del lugar tras robar un vehículo, y luego se parapetó en una casa. Las autoridades lo persiguieron, y antes de ser finalmente apresado, Rojas fue baleado

Cuando esta semana el agente habló en la audiencia para sentenciar a Rojas, sacó un tubo del lubricante K-Y Jelly, reportó el periódico Florida Times-Union.

“Te traje un regalito”, le dijo el agente a Rojas. “Lo vas a necesitar en el lugar adonde vas”.

Rojas, que en la actualidad tiene de 21 años, fue sentenciado a cadena perpetua por tratar de matar al agente y a su hijo, informó el canal News4Jax. Rojas fue también hallado culpable de dos cargos de agresión con agravantes, un cargo de robo en gran cuantía y un cargo de intentar escapar de la policía.

Rojas trataba de huir de una pelea con su novia cuando el agente encubierto tuvo el encontronazo con él, dijo el Times-Union.

Deberán pasar 25 años antes de que Rojas pueda ser considerado para libertad provisional, según News4Jax.

“Obviamente ese día cambió mi vida, que nunca volverá a ser como era antes”, dijo en la corte el agente cuyo nombre no se reveló para proteger su condición de agente encubierto.

El juez condenó a Rojas con la sentencia máxima de cárcel por cada uno de los delitos de los que estaba acusado.

“Estoy seguro de que el señor Rojas no ha comprendido bien lo que le va a suceder al resto de su vida”, dijo el miércoles el juez James Daniel.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald