Odio desatado contra los turistas en un restaurante (Video)

Un grupo de Arran, una de las formaciones que integran la CUP, irrumpió en el Moll Vell de Palma en la que ha sido su primera acción de odio contra los turistas en Mallorca.

Según se puede ver en el vídeo que han distribuido a través de sus cuentas en redes sociales, una veintena de activistas antisistema asalta un restaurante y varios barcos atracados en el muelle, con pancartas antiturísticas y bengalas.

El ataqué ocurrió el sábado 22 de julio, sobre las 20.30 horas, según informan a este diario desde el restaurante afectado.

Como muestran las imágenes, los activistas se pasean tirando confeti entre los clientes y los camareros del establecimiento y saltan por los barcos cercanos, como protesta contra lo que ellos consideran “turismo de élite, turismo masivo que destruye Mallorca y condena a la clase trabajadora de los Països Catalans a la miseria”.

Desde Arran Palma aseguran desde su cuenta en Twitter que seguirán “luchando, sin miedo, porque quien no se mueve no siente las cadenas”. “Hacemos acciones mediáticas para poner el debate sobre la mesa, porque el turismo explota y nada ha cambiado”, añaden en otro de los tuits.

“Trabajos precarios, desplazamiento de los vecinos, carreteras saturadas, tiendas de barrio que cierran y abren otras destinadas a los turistas”, continúan, para añadir:

“¿Qué joven puede emanciparse ahora mismo con un sueldo de trabajo turístico? ¿Qué estabilidad podemos tener?”.

Rechazo del Govern

El Govern balear ya ha mostrado su rechazo al ataque. Según ha declarado la directora general de Turismo, Pilar Carbonell, desde el Ejecutivo autonómico consideran que “está claro que los ciudadanos tienen todo el derecho del mundo a expresar sus críticas, hecho perfectamente legítimo dentro de un sistema democrático. Pero lo que no es legítimo de ninguna manera es poner en riesgo a las personas y a los bienes materiales de otro”.

“La mejor manera de defender a los trabajadores del sector turístico es avanzar hacia la redistribución de los beneficios generados por el turismo y hacia el respeto por el medio ambiente, y mantener un equilibrio social y económico. Y el Govern ya está trabajando en eso”, ha asegurado Carbonell.

Ataques en Barcelona

La semana pasada, Arran atacó en Barcelona a autobuses turísticos y bicicletasque usan los turistas.

En el ataque al bus turístico del pasado jueves, varias personas, entre las que había algún encapuchado según los testigos, asaltaron el autobús cerca de la parada del Camp Nou de Barcelona, pincharon las ruedas e hicieron la pintada “el turismo mata a los barrios” en el parabrisas. El ataque fue reivindicado por Arran, igual que han hecho con el de Palma, con un vídeo distribuido por las redes sociales.

Tras el bus turístico, el grupo pasó a pinchar las ruedas de bicicletas de alquiler en Barcelona. En esa ocasión, también difundieron un vídeo en el que se veía cómo atacaban bicis de una empresa dedicada a su alquiler y que estaban estacionadas en zonas de aparcamiento públicas. Los asaltantes pincharon las ruedas y colocaron pegatinas con lemas como protesta.

Con estos asaltos, pretenden denunciar que el turismo “destruye el territorio”. Los activistas de Arran justifican sus ataques diciendo que se trata de una lucha contra modelo de turismo, que supone precarización del empleo, destrucción de zonas naturales y causa gentrificación.

Fuente EP Mundo El Mundo