Ofrecen sumas millonarias para asesinar a los nueve jefes de las FARC

Un grupo no identificado está ofreciendo un millón de dólares por el asesinato de cada uno de los nueve principales jefes de las FARC, denunció hoy el abogado español Enrique Santiago, asesor jurídico de la organización ex guerrillera colombiana.

Santiago dijo a la cadena de radio Caracol que la denuncia de ataques contra los integrantes de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) es real y empezó hace varias semanas con el asesinato de ex guerrilleros de bajo rango y de varios de sus familiares.

“No conocemos avances por parte de las autoridades en estas investigaciones”, dijo el jurista, tras indicar que desde que se firmó el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, en noviembre de 2016, se ha registrado el asesinato de siete exguerrilleros y de nueve familiares de integrantes del grupo.

“Hemos tenido conocimiento de la existencia de una organización criminal, no sabemos su origen, pero es un concierto entre distintas personas que han ofrecido hasta un millón de dólares por cada persona del secretariado (cúpula de mando) de las FARC que sea asesinada”, expresó Santiago.

Según el abogado, los ofrecimientos económicos han sido hechos a “personas vinculadas anteriormente a organizaciones armadas”.

El asesor jurídico de las FARC llamó la atención sobre la cantidad de dinero que se está ofreciendo y dijo que eso demostraría que la capacidad económica de quienes están instigando los crímenes es muy fuerte.

Las tres cabezas de las FARC: Rodrigo Londoño, alias “Timochenko” (izq), Luciano Marín, alias “Iván Márquez”(der, arriba) y Milton Toncel, alias “Joaquín Gómez (der, abajo).

“Son personas que tienen la suficiente capacidad económica para ofrecer no un millón de dólares, porque los miembros del secretariado son nueve, es decir, hasta nueve millones de dólares”, señaló.

La denuncia de amenazas contra los ex guerrilleros ha sido presentada varias veces por Luciano Marín, quien durante los cuatro años de negociaciones en La Habana fue el jefe de la delegación de las FARC.

Marín, que durante su vida guerrillera usó el alias de “Iván Márquez” y es considerado el “número dos” del grupo después de Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, ha exigido al Gobierno que cumpla con su compromiso de brindar garantías de seguridad a los otrora alzados en armas.

Los nueve integrantes del “secretariado” de las FARC son Londoño, Marín, Milton Toncel (alias “Joaquín Gómez), Jaime Parra (“Mauricio Jaramillo”), Jorge Torres (“Pablo Catatumbo”), Félix Muñoz (“Pastor Alape”), Hermilio Cabrera (“Bertulfo Álvarez”), Julián Gallo (“Carlos Antonio Lozada”) y Rodrigo Granda (“Ricardo Téllez).

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien ganó el Premio Nobel de la Paz 2016 por la firma del acuerdo con las FARC, ha asegurado que no permitirá que el futuro partido político que surgirá del grupo ex guerrillero sea virtualmente exterminado como ocurrió en los años 80 con la izquierdista Unión Patriótica (UP).

Ese partido surgió de un primer intento de paz entre las FARC y el Gobierno del presidente Belisario Betancur (1982-1986), pero se convirtió pronto en blanco de ataques de los grupos paramilitares de ultraderecha.

Unos cinco mil miembros de la UP fueron asesinados, entre ellos dos candidatos presidenciales, ocho congresistas, 70 concejales y 11 alcaldes.

Marín anunció este lunes que las FARC presentarán el 1° de septiembre su partido político, que nacerá tras un congreso constitutivo a efectuarse a finales de agosto. Se prevé que el partido se llamará Esperanza del Pueblo.

Fuente EP Mundo Clarín