OTAN revela datos críticos sobre el alcance destructivo de Norcorea

El último lanzamiento del misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte mostró que todas las naciones que forman parte de la OTAN “podrían estar dentro del alcance” de los proyectiles norcoreanos, ha afirmado este lunes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, durante una rueda de prensa.

Además, Stoltenberg ha indicado que “todo el mundo necesita aumentar la presión” sobre Pionyang “para lograr una solución pacífica” del conflicto.

Es decir, para evitar un conflicto armado “hay que presionar a Corea del Norte con medios diplomáticos y políticos”, y seguir con la aplicación “plena y transparente de las sanciones económicas”.

El objetivo de disuasión por parte de la OTAN no es “usar la fuerza militar” ni “provocar un conflicto” sino “prevenirlo”, ha apuntado el titular de la Alianza y ha agregado que la disuasión ha sido “la principal respuesta” a las amenazas durante décadas.

El secretario general de la OTAN también ha señalado que una guerra en la península coreana “será catastrófica y tendrá consecuencias no solo para la región, sino para todo el mundo”.

Stoltenberg también ha agregado que tanto Rusia como China juegan un papel importante en la solución del conflicto en la península, ya que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU y tienen frontera con ese país.

Antecedentes

  • El pasado 29 de noviembre Pionyang llevó a cabo el lanzamiento del misil balístico intercontinental Hwasong-15, que cayó en el mar de Japón, en la zona que tenían prevista, y no causó daños a ningún barco ni aeronave.
  • El proyectil cubrió una distancia de 950 kilómetros y durante su vuelo alcanzó una altitud de 4.475 metros, superando en más de 10 veces la altura a la que orbita la Estación Espacial Internacional.
Fuente EP Mundo Actualidad RT