Pagó con su vida tener la misma ruta todos los días

Acababa de recoger el dinero que le debían sus clientes. Manejaba su camioneta Ford, modelo F-150, beige, con la mercancía que le había quedado: unas cajas de pizzas que repartía en su ruta comercial a diferentes establecimientos. Hugo Emiro Valles Araujo, de 42 años, se dirigía a su casa por la misma vía de todos los días, pero un disparo a su vehículo lo hizo chocar contra la pared de un taller mecánico en la avenida 66 B del barrio Guaicaipuro, en el sector Panamericano, parroquia Venancio Pulgar en el estado Zulia.

El suceso ocurrió, ayer las 10.00 de la noche. Los gatilleros abrieron la puerta del copiloto y le pidieron el efectivo que llevaba.

El comerciante se resistió al robo, lo que provocó la ira de los hampones que le efectuaron dos tiros en el costado derecho del torso, obligándolo a entregar los billetes.

Huyeron de inmediato del lugar, sin tomar nada más. El muchacho llamó por teléfono a unos familiares para avisarles lo que le habían sucedido. Al llegar lo trasladaron hasta el Hospital Universitario de Maracaibo donde falleció, hoy a las 4.30 de la madrugada.

Cesar Valles, sobrino del occiso, piensa que a su tío lo “datearon”, pasaba todos los días por la misma ruta y recogía el dinero el mismo día a la misma hora. Agregó que la única hija que dejó vive con su exesposa. Vivía en el sector Veritas con sus padres, y era el mayor de cuatro hermanos.

Fuente EP Mundo La Verdad