Paracaidista protagonista una aterradora y triste historia de amor

Vitantonio Capotorto, un experimentado paracaidista, saltó al vacío hacia una muerte segura desde más de 4 mil metros de altura. Lo hizo tras grabar y enviar un último mensaje en video a su esposa, Costanza Litellini, en el que le comunicó que se dirigiría a “un lugar maravilloso”.

Inmediatamente después de recibir el documento gráfico en el que el saltador reconoció que no iba a accionar su paracaídas, esa mujer se dirigió al lugar desde donde partiría su esposo para impedir que llevara a cabo su plan.

Así, Litellini solicitó a una empleada del centro de paracaidismo que impidiera que Capotorto saltara. Cuando esa persona avisó por radio a la aeronave le comunicaron que era demasiado tarde.

tenía 27 años y había realizado cerca de 600 saltos.

El cuerpo del suicida apareció boca abajo en un campo próximo al centro de paracaidismo del que partió, ubicado en Deland (Florida, Estados Unidos).

El suceso tuvo lugar este 11 de julio y un empleado del lugar aseguró a la Policía que Capotorto se comportó de manera “normal” antes de subir a la aeronave.

Fuente EP Mundo Actualidad RT