Peligroso pandillero es asesinado en plena cirugía plástica

El líder de una banda de ladrones de combustible en el centro de México murió tras ser baleado en un hospital en el que estaba sometiéndose a una cirugía plástica para cambiar su apariencia.

El asesinato del hombre identificado por las autoridades solo como Jesús Martín y de otras tres personas en el hospital ocurre en una época en que se han incrementado los homicidios en los que están involucradas personas que roban combustible de oleoductos, a los que se conoce como “huachicoleros”.

Al menos 16 personas han fallecido en el estado de Puebla esta semana en aparentes disputas entre pandillas

Fiscales estatales dijeron el jueves que Jesús Martín también había intentado que le quitaran las huellas dactilares. Los médicos en el hospital están bajo investigación por posible complicidad.

Los ladrones de combustible en México efectúan en promedio 28 perforaciones ilegales en oleoductos todos los días.

Fuente EP Mundo El Comercio