Perro atacó a niño de un año en la playa

Un perro mastín atacó este jueves por la tarde en la Playa de Bolonia (Cádiz) a una niña de 14 meses mordiéndola en la cabeza, hiriéndola con carácter leve.

Según fuentes consultadas, la niña está fuera de peligro y presenta rasguños y alguna herida incisa. El animal se encontraba con su dueña, de unos treinta años de edad y nacionalidad extrajera, a una distancia de dos metros por detrás de donde se encontraba la pequeña con su familia.

En un momento dado, el perro la atacó y la mordió en la cabeza.

El ataque del perro, que estaba suelto y sin bozal, fue tan rápido que la madre de la menor no se percató de la mordedura.

Antes de darse cuenta de que la pequeña había sido mordida, la madre increpó a gritos a la propietaria, mientras consolaba a la pequeña, sobre que está prohibido llevar perros a la playa.

Sin embargo, inmediatamente constató que presentaba heridas en el cráneo. La pequeña fue trasladada por sus familiares al Centro de Salud de Tarifa, según fuentes del SAS, donde además de ser tratada de sus heridas se le efectuó un parte de lesiones para la Guardia Civil y se activó el protocolo sanitario en estos casos, para constatar que el perro contaba con las vacunaciones en regla, como así resultó finalmente.

Según testigos presenciales, la propietaria del perro “intentó aprovechar el barullo que se formó para escabullirse con el perro, pero un familiar de la menor la interceptó y la obligó a quedarse”.

La Guardia Civil acudió al lugar de los hechos, en la zona del Chiringuito ‘Siroco’, e identificó a la mujer, a la que se le han abierto diligencias judiciales por la responsabilidad que pudiera tener en lo sucedido, como por haber incumplido, presuntamente, los deberes de custodia de su animal, “además de por las responsabilidades penales que pudiera haber”, que se determinarán en función de los hechos.

El mastín, si bien no es un animal catalogado por el Real Decreto Ley de Razas Potencialmente Peligrosas, sí estipula que al sobrepasar los 20 kilogramos de peso, una anchura de perímetro torácico considerable y fuerte musculatura se encuadraría en este tipo de razas.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Tarifa han subrayado que efectúan controles de canes sueltos en las playas, ya que está “estrictamente prohibida la presencia de perros y de cualquier mascota en la playa”.

Una patrulla realiza el servicio de control y hoy por la mañana han expulsado de la playa de Bolonia, en el mismo lugar de ayer, al propietario de un bóxer. Esta raza sí es considerada como potencialmente peligrosa y que estaba, como el mastín, suelto y sin bozal.yy

Fuente EP Mundo El Mundo