Personaliza tu empresa con un sello corporativo de caucho

¡Increíble! el vuelco que ha dado el uso de sellos de caucho en el mundo entero por lo útil que puede ser para todo tipo de ocasión cuando se le necesita, pero nada ha podido desplazar la importancia del sello corporativo en las empresas.

Sin embargo, aun cuando el hombre ha trascendido a gigantescos pasos en la tecnología, jamás se ha prescindido del uso de algo tan sencillo como un sello corporativo de caucho. Todo lo contrario, cada día se descubre nuevas utilidades a esta versátil herramienta que lejos de ser pesada o rustica, es sumamente liviana, decorativa y fácil de llevar en un bolsillo o sobre cualquier escritorio.

Sin competencia alguna, este personaje es quien ha dado status, categoría, personalidad e identidad a: un nombre, una marca mundial, un estilo único, una forma de comunicación a todo aquel que lo porta y se siente representado por él, sobre todo a nivel corporativo en negocios alrededor del mundo.

Prácticamente, tiene la habilidad de hacer el cierre en una negociación, de dar la última palabra ante un convenimiento, es la huella que le da ese toque personal y definir nuestro consentimiento ante un hecho histórico. Y aunque parezca vanidoso, es quien otorga validez a cualquier documentación legal u oficial.

¿Su objetivo? ¡Identidad! Huella única personalizada e irrepetible legitimando todo acto que trae una intención de cerrar un arreglo entre dos partes. Capaz de llevar en sí, información autentica y legitima de su emisor, no necesariamente jurídica pero siempre ratificando un objetivo, por ejemplo; una marca  identidad, aprobación o negación.

Y aunque no pueda jamás sustituir la firma de un representante legal, de alguna firma corporativa, este es capaz de certificarlo y hasta de legitimizarlo dependiendo de la circunstancia, por lo tanto se debe tener mucho cuidado con procurar tenerlo siempre a resguardo.

Por supuesto que este no es su único fin, como se dijo anteriormente, este elemento es muy noble y puede ser utilizado en diversidad de; ocasiones, circunstancias, situaciones y eventos, como sea que queramos llamarlo. Así; es como hoy día su presencia esta en todas partes, entre más llamativo sea la ocasión su diseño es cada vez más elegante y preciso, como por ejemplo el de una boda que al reconocer su estampado nos daremos cuenta que transmite una gran cantidad de información con solo una figura.

Lo podemos encontrar en diferentes presentaciones, tamaños, colores, materiales, diseños conservadores o elegantes, prácticos de bolsillo, de escritorio, de maletín o como se prefiera hasta con repuestos inclusive capaces de adaptarse a todos los gustos.

Jamás pasa de moda, al contrario él es renovable y necesario. De allí su importancia a nivel corporativo pero tan noble que puede ser utilizado hasta para accesar a un evento publico artístico con tan solo sellar la mano de quienes ingresan al mismo, para circular libremente en las instalaciones de un estadio o a un espacio determinado.

Las posibilidades de uso del sello corporativo de caucho son ilimitadas, solo necesitamos un motivo para llevarlo consigo, así que no tardes en darle ese toque personal a tu empresa.

Fuente EP Mundo