Piqué se pone serio y recula por lo que dijo de Neymar

Un Gerard Piqué visiblemente serio ha comparecido hoy en rueda de prensa para matizar su afirmación del pasado domingo acerca del futuro de Neymar.

Tras asegurar en su cuenta de Instagram que el brasileño permanecería en el Barça, tres días después el central ha aclarado que se trataba de una mera opinión personal y no de la postura oficial del club.

“Es lo que me gustaría”, ha añadido en referencia a su posible traspaso al PSG francés.

Piqué ha explicado que el mensaje sobre la permanencia de Neymar vino motivado por sus sensaciones después de hablar con él y de explicarle “todo lo que perdería al irse del equipo”. El internacional ha añadido también que la única razón de su posible marcha podría ser el tener un mayor protagonismo y rol en el equipo, puesto que “ha coincidido con el mejor futbolista de la historia”, en referencia a Leo Messi. Si es así, ha asegurado Piqué, “a nivel deportivo se jugaría todas las cartas en la Champions League, ya que la liga francesa apenas tiene visibilidad”.

En el capítulo económico, Piqué tampoco aprecia una mejora sustancial de las condiciones del brasileño, por lo que descarta que esa sea la motivación. “Entiendo sus dudas, sigue siendo un niño de 25 años”, ha sentenciado Piqué.

“A nivel deportivo se jugaría todas las cartas en la Champions League, ya que la liga francesa apenas tiene visibilidad”.

El deseo de toda la plantilla

La rueda de prensa del Barça también ha contado con la presencia de Javier Mascherano, que se ha sumado al mensaje de su compañero a la hora de comunicar su deseo de que Neymar se quede en el equipo. De todas formas, ha afirmado que “es una decisión personal de Ney, más allá de lo que la aconsejemos”. El argentino se ha referido a la publicación de Piqué, y ha asegurado que “la foto refleja el deseo de todo el equipo”.

“Es importante para nosotros y todos le queremos aquí”, ha explicado el Jefecito.

Los rumores sobre el posible fichaje de Neymar llevan circulando más de un mes, una situación a la que ha contribuido la actitud a menudo críptica del delantero brasileño. De materializarse finalmente el traspaso, supondría el ingreso en las arcas del Barça de nada menos que 222 millones, correspondientes a la cláusula de rescisión del brasileño.

Fuente EP Mundo La Vanguardia