¿Pleito en puerta? Obama le da una dolorosa lección a Trump

Mientras el presidente Donald Trump sigue en su guerra frontal contra el medio ambiente en Estados Unidos en aras de más producción petrolera sin importar sus consecuencias ambientales ni sociales, Barack Obama da muestra de estadista con visión en el futuro.

El ex presidente Barack Obama hablará mañana en la cumbre de alcaldes de Estados Unidos, Canadá, México y París, reunidos en esta ciudad para firmar la Carta del Clima de Chicago, donde se comprometerán a continuar la lucha contra el cambio climático.

La participación de Obama, que no figuraba en el programa oficial, fue confirmada por el anfitrión de la reunión, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel.

“El presidente Obama ayudó a conducir la lucha contra el cambio climático con acciones valientes y decisivas, y estamos muy honrados de que se una a nuestra Cumbre del Clima de Norteamérica, donde líderes locales y mundiales harán importantes compromisos con el clima”, dijo Emanuel en una declaración.

Obama firmó en 2015 el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, junto a otras 194 naciones, pero el actual presidente Donald Trump decidió retirar a Estados Unidos de ese pacto por considerarlo desventajoso para el país.

Desde el anuncio de Trump, cientos de alcaldes de Estados Unidos, encabezados por Emanuel, anunciaron su compromiso de adoptar, honrar y cumplir con el tratado, a pesar de la decisión del Gobierno.

En la conferencia de dos días, iniciada hoy, participan la alcaldesa de París (Francia), Anne Hidalgo, junto a los alcaldes Miguel Ángel Mancera y Enrique Alfaro Ramírez, de las ciudades de México y Guadalajara, respectivamente; los canadienses Valérie Plante, de Montreal, y Gregor Robertson, de Vancouver, más otros 50 integrantes del Global Covenant of Mayors (Pacto Global de Alcaldes).

La Carta del Clima de Chicago comprometerá a los firmantes a reducir las emisiones de gases contaminantes y a tomar medidas para limpiar el aire en sus ciudades.

Al inaugurar hoy la cumbre, Emanuel dijo que entre las medidas que se anunciarán figuran desde el cierre de plantas de energía que funcionan con carbón, hasta invertir en automóviles y transporte público eléctrico y la reducción del uso de la electricidad en los edificios públicos.

“Las ciudades tienen un impacto creciente en la acción del clima, y juntos podemos dar pasos importantes hacia la reducción de las emisiones de carbono, demostrando que a nivel local se cumplen los compromisos de París”, dijo por su parte Christiana Figueres, vicepresidenta del Global Covenant of Mayors.

Fuente EP Mundo El Diario NY