Polémica y confusión por las abuelas que protagonizan unos anuncios

El mismo día que el Metrorail inauguró su primer tren en más 33 años, se lanzó una nueva campaña de publicidad con el uso de imágenes de abuelas y cuyo fin es pedirle a los viajeros que mantengan limpios los vagones y se traten con respeto unos a otros ha irritado a algunos que han denunciado los anuncios como racistas, en tanto a otros les parecen simplemente confusos.

Uno de los carteles en el tren y en las estaciones muestra a una abuela con rostro enojado vestida con una bata de casa azul y ruleros en la cabeza. La anciana sostiene un rodillo de cocina en las manos como si fuera un arma y encima de la imagen, en letras blancas se lee: “Esta no es la casa de la abuela. Mantén limpio tu asiento”.

Comoquiera que estamos en 2017 y no en el 1984, hay un hashtag que acompaña la fotografía que ha salido también en las redes sociales: “#RespectYourRide” (“#RespetaTuViaje”).

En los carteles aparecen abuelas blancas y afroamericanas. Los letreros aparecen en inglés, español y creole.

En cada uno está el mensaje en contra de ensuciar con palabras diferentes. El Departamento de Transporte y Obras Públicas del Condado Miami-Dade se encargó de diseñar los materiales.

Según Ileen Delgado, jefa de mercadotecnia y de comunicaciones Departamento de Transporte y Obras Públicas del Condado Miami-Dade, en uno de los carteles una abuela pregunta: “¿No te enseñé que debes compartir?”. Otro dice:

“No seas rudo. No obstaculices las salidas”. Son abuelas diferentes y referencias diferentes. “Queremos asegurarnos de que todos estamos hablándole a todo el mundo”, dijo Delgado.

Nadie está en contra de que el condado, que tiene a su cargo el sistema del Metrorail, monte una campaña para que los vagones se mantengan limpios, aunque haya que utilizar imágenes provocadoras. Los trenes tienen fama de estar muy sucios: restos de comida, basura, orina, vómito.

Entiendo la frustración de la población porque todos los días viajo en el tren”, le dijo a la columnista Fabiola Santiago en junio Michael Hernández, director de comunicaciones de Miami-Dade y portavoz del alcalde.

Los viajeros llevan años quejándose sobre el estado en que están los vagones. El titular de un artículo del Herald en octubre decía: “Cómo perder 20 horas semanales viajando en vagones sucios en Miami”.

Sin embargo, el cartel con las abuelas, en particular, podría resultar contraproducente.

@BGGrosso colgó un comentario en Twitter sobre el cartel para mantener la limpieza en el que escribió: “Un poco racista”.

Ello es justamente parte del plan, dijo Hernández. La idea era llamar la atención de los usuarios del Metrorail, “dar a conocer una inteligente campaña para capturar la atención de los pasajeros con el objetivo que trabajen junto a nosotros y no dejen basura en los trenes”, dijo Hernández.

¿Por qué las abuelas?

“Los carteles no están dirigidos a ningún sector demográfico en particular sino más bien a enfatizar el concepto de la abuela de todos y la forma en que nos enseñó a comportarnos y, por consiguiente, lo que se espera de los pasajeros”, agregó Delgado.

Los funcionarios del condado esperan que los carteles con las abuelas demuestren ser efectivos para solucionar el problema de la limpieza, aunque provoquen algunas malas interpretaciones.

Los funcionarios de Miami-Dade, junto a miembros del Departamento de Transporte, participaron en la ceremonia de inauguración de los cuatro vagones, cuyo costo fue de $8 millones. El nuevo tren, que se construyó en Medley, es el primero de una flotilla que se estima esté terminada para el 2019 y costará cerca de $350 millones.

Fuente EP Mundo El Mundo