Puigdemont pone fecha al referéndum sobre la independencia catalana

El referéndum sobre la independencia de Catalunya será el próximo 1 de octubre, tal y como avanzó La Vanguardia. Y la pregunta, de respuesta binaria:

“¿Quiere que Catalunya sea un Estado independiente en forma de República?”, formulada en tres lenguas, catalán, castellano y aranés.

El anuncio se ha realizado esta mañana en Palau con toda la puesta de escena gótica habitual en el protocolo del proceso. En primer lugar, reunión del Consell Executiu extraordinario para informar y ratificar en “base al legítimo derecho de autodeterminación que tiene Catalunya como nación milenaria”.

En segundo lugar, performance en el Pati de los Tarongers con el Govern, los diputados de JxSí y de la CUP para realizar el anuncio de modo coral entre el president Carles Puigdemont y el vicepresident Oriol Junqueras, acompañados de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. Una comparecencia sin preguntas a modo de declaración pero atendida por decenas de medios de información.

Puigdemont ha anunciado la pregunta y la fecha después de un breve parlamento del vicepresident Junqueras. El president ha criticado con contundencia la actitud del Estado contra el proceso soberanista.

“Hoy todo el mundo sabe que no es el marco legal lo que impide el referéndum. Todo el mundo lo ha visto de la boca de Rajoy, que dijo ‘no quiero’ y con un ‘no quiero’ es mejor no ir al altar”, ha destacado Puigdemont.

Para el president, antes de llegar aquí se ha acumulado una “larga lista de nos” por parte del Estado a las “propuestas de los catalaes que siempre han sido rechazadas o recortadas”.

“La única propuesta que no se ha votado sobre Catalunya es la del Estado, porque quizá no tiene ninguna”, ha destacado. “Hemos perseguido el acuerdo de manera reiterada y lo hemos explicado en todo el mundo y no hemos recibido ninguna respuesta”, ha lamentado.

Puigdemont ha invitado a los catalanes a participar en el referéndum advirtiendo del compromiso del Govern de “aplicar el resultado”. “Toca a los catalanes y catalans decidir su futuro, está en sus manos hacerlo posible, de demostrar que democracia nos une más allá de las legítimas y saludables discrepancias de las sociedades maduras convivenciales que sabe tomar decisiones por ella misma y que sabe respetar todas las opciones de respuesta, todas igual de legítimas y válidas”, ha señalado.

Asimismo Puigdemont ha sentenciado que “el Govern se conjura para ofrecer todas las garantías y a velar para la rectitud del proceso de convocatoria, organización y celebración del referéndum”. En este sentido ha llamado a todos los ciudadanos a “asumir colectivamente con la máxima dignidad y exigencia el ejercicio de un derecho inalienable, sobre el que descansa la base de la democracia, el derecho a decidir libremente el futuro de su país”.

Fuente EP Mundo La Vanguardia