Quiso meterse a la fuerza a la casa de su ex y el final fue trágico

El hombre que ha fallecido esta madrugada en Sabadell (Barcelona) al precipitarse a la calle desde la azotea de un edificio de diez plantas tenía desde noviembre una orden de alejamiento de su expareja, que residía en uno de los pisos del inmueble, según han informado los Mossos d’Esquadra.

El hombre, de 38 años, habría intentado entrar anoche por el balcón de la casa de la mujer, después de intentar comunicarse con ella a través del interfono.

Otro vecino le habría abierto la puerta, subiendo luego hasta la azotea, desde donde podría haber intentado acceder al balcón de su expareja por la fachada del inmueble.

La policía autonómica investiga ahora las circunstancias de la caída del hombre, ocurrida hacia las 00.30, posiblemente al resbalar desde lo alto del edificio, ubicado en el número 11 de la calle de Aprestadors, del barrio de Espronceda de la capital vallesana.

Aunque el hombre llevaba un tiempo residiendo en otro lugar, algunos vecinos de la expareja han explicado a los periodistas que las peleas entre ambos eran frecuentes y que el fallecido ya habría incumplido la orden de alejamiento en otras ocasiones.

Frente a la puerta de entrada del edificio, han sido colocados algunos ramos de flores, una fotografía del hombre, e incluso una dedicatoria en su recuerdo.

Fuente EP Mundo Heraldo