Salió del país a buscar mejor vida y murió al llegar a Chile

“Venezolano, amante de las motos, airsofter, jodedor, ingeniero en progreso”, así se presentó en su perfil de Instagram Joscar Antonio Del Jesús Landaeta Zabala quien decidió partir de su patria Venezuela hace 10 días, en busca de un mejor porvenir y, este lunes 24 de julio, partió al encuentro con Dios.

Fue el sábado 22 de julio cuando el joven de 25 años hizo pública la imagen desde el terminal de buses Iquique, Chile, en la que muestra su muñeca cubierta de tres pulseras: dos con la figura de la Virgen Del Valle y otra con el mapa de Venezuela, en la que se lee “Llevo tu luz y tu aroma en mi piel”…

Justo esa pulsera, la docente Carmen Zabala se la compró a su hijo hace 15 días, en una tienda en El Tigre, sur de Anzoátegui, ciudad de residencia de los Landaeta Zabala.

“Vamos pa’ lante” es el mensaje que acompaña la última fotografía que subió a su cuenta de Instagram, Joscar Antonio Del Jesús Landaeta Zabala.

A ese negocio, la señora llevó a sus dos hijos Joscar y José para que escogieran las que más les gustara y se las llevaran de recuerdo.

Y es que el joven que cursaba la carrera de Ingeniería en Mantenimiento en la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (Ugma) emprendió, junto a su hermano José Landaeta, de 22 años, un viaje en busca de una mejor calidad de vida.

La familia, que también está integrada por una hermana, se trasladó hasta la isla de Margarita y el 13 de julio visitaron la Iglesia de Nuestra Señora del Valle, así lo muestran unas fotografías compartidas en el Facebook de Joscar.

El muchacho de ojos claros, devoto de la patrona de Oriente, aprovechó el viaje para despedirse también de su novia, quien reside en la isla.

Precisamente de la perla del Caribe, como es conocida Margarita, Joscar y su hermano abordaron, el viernes 14 de julio, un avión de Conviasa desde el Aeropuerto Internacional Santiago Mariño con destino a San Antonio del Táchira.

Desde ese momento comenzó la travesía por carretera para llegar a su destino Santiago de Chile.

Según cuentan allegados de la familia, Joscar Antonio comenzó a sentirse mal cuando llegaron a Perú. Sin embargo, decidieron continuar el camino.

En el viaje conocieron a un chileno llamado Fabián, que les ofreció hospedaje en su apartamento, el cual aceptaron y llegaron el domingo 23 de julio.

Al parecer, la condición de asmático, la altitud y el clima de Chile afectaron a Joscar, quien no aguantó y en la madrugada de este lunes 24 de julio falleció.

Su muerte causó conmoción en su hermano menor José, que no sabía qué hacer. Gracias al apoyo del dueño del departamento y de muchos venezolanos en Chile que se activaron por medio de grupos de Whatsapp, la lamentable noticia comenzó a rodar.

Según lo manifestado por varios compatriotas venezolanos que se encuentran en Chile, a través de notas de voz, unas 30 personas se acercaron al apartamento a brindar ayuda, así como los custodios médicos legales para realizar las experticias en el apartamento.

Los venezolanos contactaron con el consulado a fin de agilizar el traslado de los restos de Joscar, quien fue llevado a la morgue de un hospital de Santiago de Chile y permanece en una cava hasta que se tramite el acta de defunción y la documentación respectiva.

Un amigo de los hermanos que se encuentra en Chile fue quien tuvo la penosa tarea de avisar a José Landaeta el fallecimiento de su hijo mayor.

Desde la isla de Margarita, donde aún se encuentran los padres quienes también tenían pensado irse a Chile, una vez que sus muchachos se estabilizaran, tratan en medio de su dolor ayudar al menor de sus tres hijos con el proceso de repatriar los restos de Joscar.

La ayuda monetaria es importante, por eso, a través de un comunicado que se difundió por Whatsapp el hermano de Joscar Landaeta la solicita.

Comunicado oficial

Mi nombre es José Landaeta, portador de la cédula de identidad venezolana Nº 23.512.836, soy el hermano de Joscar Landaeta, portador de la cédula de identidad venezolana N° 20.547.371, persona que falleció en Santiago de Chile producto de un paro respiratorio el día 24/07/17. A continuación les cuento un poco lo que nos pasó: salimos de Venezuela con la intención de buscar un mejor futuro fuera de nuestro país y lamentablemente mi hermano empezó a sentirse muy mal al llegar a Perú. Decidimos continuar nuestro viaje a Chile teniendo como desenlace la muerte de mi hermano Joscar.

Se que muchos han manifestado su intención de ayudar, es por eso que decidí hacer un comunicado oficial, donde dejo muy claro el número de cuenta que estaré usando para recibir cualquier ayuda que deseen realizar:

Cuenta Rut 25724408
Nombre: Gabriel Solórzano
Rut: 25724408-3

De antemano les doy las gracias a todos los venezolanos que, de una u otra manera, han manifestado su intención de ayudar con el caso de mi hermano.

Por acá dejo mi teléfono para que envíen un mensaje de texto una vez que realicen su colaboración, así podremos tener un mejor control de las donaciones.

Atte: José Landaeta.
Tlf: +56 9 5032 0049, solo mensajes de texto por favor

Su historia

Joscar Landaeta nació el 11 de diciembre de 1991, en El Tigre, estado Anzoátegui. Era el mayor de tres hermanos. Se graduó de bachiller en el Colegio San Antonio de El Tigre, en 2008.

Inició estudios de Ingeniería en Mantenimiento Mecánico en la Ugma y estaba a la espera de la carga académica.

Trabajó en la empresa Weatherford y cuando quedó desempleado comenzó a trabajar realizando viajes a compañías.

En su experiencia laboral cuenta un trabajo como portero de la extinta discoteca Santo’s, en El Tigre.

Su forma de ser alegre, conversador y bromista lo hicieron popular entre sus amigos y compañeros de clases que inundaron su cuenta de Facebook con mensajes de tristeza.

La muerte de Joscar conmovió a la población de El Tigre, en especial, porque murió en busca de un mejor futuro, como lo han hecho miles de venezolanos desde que empezó la crisis en Venezuela.

Fuente EP Mundo El Pitazo