Santi Vila pasa la noche preso por solidaridad y pide algo a Rajoy

El exconseller de Empresa de la Generalitat Santi Vila ha abandonado la cárcel madrileña de Estremera y ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tome medidas para buscar una solución al problema catalán porque solo puede resolverse desde la política y no desde los tribunales.

Vila ha hecho estas manifestaciones a las puertas del centro penitenciario tras pagar la fianza de 50.000 euros que le impuso la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para eludir la prisión, en la que ha pasado esta noche.

Ha querido dirigirse al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y Senado, Pío García-Escudero, para que “tomen cartas en el asunto y la iniciativa política porque este problema no puede resolverse en los tribunales, solo desde la política”.

Vila ha querido dirigirse al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y Senado, Pío García-Escudero

A las 14.10 horas Vila ha salido del centro penitenciario andando junto con su abogada, Leticia Remirez, otra persona y un guardia civil, y después de hacer declaraciones a los periodistas en castellano y luego en catalán ha abandonado el complejo en un coche oscuro.

Según sus palabras, tanto él como sus compañeros están “bien y serenos” pese a una situación que ha descrito como “desoladora y terrible”.

Ha confiado en el compromiso de todos para “poner fin a esta situación” porque, a su juicio, estar encarcelado “es una situación extrema”.

“Somos gente que hemos acreditado nuestro compromiso con la sociedad y nuestro arraigo”, ha continuado Vila antes de hacer un llamamiento a todas las fuerzas políticas a que “intercedan para poner fin a la situación que están viviendo en estos momentos los políticos encarcelados”.

Prefirió pasar la noche entre rejas

Según fuentes jurídicas, el exconseller ha pagado la fianza en la cuenta de consignaciones de la Audiencia Nacional, tras haber pasado la noche en la cárcel junto a otros seis exconsellers, para quienes la juez dictó prisión incondicional.

Pau Molins, abogado de Vila, precisó que su cliente podría haber pagado la fianza el jueves por la tarde para evitar ingresar en la cárcel, pero el exconseller prefirió pasar la noche entre rejas en solidaridad con los ocho consellers destituidos que fueron encarcelados por orden judicial.

En su declaración ante la juez de la Audiencia Nacional, el exconseller de Economía, que dimitió la víspera de que el Parlament votara la independencia, se desmarcó del resto de exmiembros del Govern al comparecer con un abogado propio, el penalista Pau Molins.

Además, Vila fue el único de los investigados que accedió a contestar a todas las partes, incluida la Fiscalía, mientras que el resto de los exconsellers optaron por responder sólo a las preguntas de sus defensas, representadas por los abogados Jaume Alonso-Cuevillas y Andreu Van Den Eynde.

La juez Carmen Lamela, que investiga a los miembros del Govern de la Generalitat destituidos a raíz de una querella de la Fiscalía que les acusa de rebelión o sedición y malversación, acordó dictar fianza para Santi Vila, al tener en cuenta que, cuando dimitió, “desistió voluntariamente de proseguir con el proceso soberanista”.

Una vez pagada la fianza de 50.000 euros que le exigía la magistrada, es previsible que Vila pueda abandonar la cárcel en las próximas horas.

Fuente EP Mundo 20 Minutos