Se dio tremendo vidón en Miami fingiendo ser otro

En un Maserati último modelo, un lujoso apartamento en el downtown de Miami, apuestas y viajes se gastó Gerti Muho los $2 millones que obtuvo fraudulentamente robando la información personal y financiera de los clientes de la empresa para la que trabajó en Nueva York, hechos por los que fue hallado culpable por un jurado tras un juicio de tres semanas en un tribunal del sur de Florida.

Todo comenzó en el 2013, cuando este abogado de la Universidad de California fue despedido del fondo de inversiones Fletcher Asset Management (FAM), en Nueva York, para el cual trabajó como gerente durante 10 meses, informó el martes la Fiscalía Federal del distrito sur de Florida.

Usó los datos de clientes de la empresa en la que trabajó para suplantar sus identidades

Fue despedido de la compañía y posteriormente Muho huyó con una copia de todos los datos e información en el servidor de la computadora de la compañía, como la lista de datos de clientes y empleados con datos personales y financieros, los cuales utilizó en los años siguientes para lograr préstamos bancarios falsos, según el reporte judicial.

Fue entonces cuando en agosto del 2013 el hombre logró que un banco en Mónaco le girara $2 millones, dinero del cual fue “capaz de transferir rápidamente 1.6 millones a varias cuentas sin que nadie lo detectara”, según el documento judicial del caso.

Sin embargo, clientes de Fletcher Asset Management que resultaron afectados en esta fraudulenta actividad interpusieron una demanda civil en contra de Muho y lograron congelar $400,000. Pero gracias a varios alias, tarjetas de identificación y licencias de conducción falsas de varios estados el hombre logró que su caso fuera desestimado por la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York y huyó al sur de la Florida.

Ya en Miami utilizó la millonaria suma para comprar con efectivo un lujoso apartamento en el downtown de Miami por $775,000, un Maserati 2013 por 900,000 y para apostar y viajar.

Falsificando su identidad y haciéndose pasar por Gerard Morgan logró a finales del 2014 que le aprobaran un préstamo hipotecario por 500,000, dinero que realmente usó en compras, casinos y viajes. Luego de que Muho incumpliera con los pagos del préstamo, su propiedad fue tomada por la entidad bancaria en abril del 2015.

En febrero del 2015 cambió el Maserati por un Jaguar convertible de color naranja y pidió un préstamo por $30,000 haciéndose pasar por el presidente de Capital Management y reportando que ganaba $220,000 al año. Nuevamente dejó de pagar la deuda y el préstamo entró en mora.

Cambiaba autos de lujo a su antojo: Maseratis y Jaguares

Utilizando esta misma técnica ilegal abrió varias cuentas bancarias en los condados de Miami-Dade y Broward para cobrar más de $ 70,000 en cheques falsos y también logró otros $250,000 en tarjetas de crédito y préstamos para vehículos, negocios y créditos estudiantiles.

A principios del 2016 el hombre huyó de Miami y fue detenido en junio en Ridgewood, Nueva York. Un jurado de Miami lo encontró culpable el viernes de los 40 delitos que se le imputaron, entre ellos robo de identidad, fraude bancario y fraude financiero. Su sentencia será el 26 de septiembre.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald