Se les terminaron las fechorías a batazos

Los vecinos del barrio 23 de Enero, en Haticos por arriba en Maracaibo, se organizaron rápido y lincharon a dos delincuentes. Al primero lo sorprendieron robando tendido eléctrico y al otro cuando intentaba sacar el reproductor de sonido de un carro.

Al ladronzuelo lo atraparon en la madrugada en un poste, lo obligaron a bajarse, lo ataron al pilar y lo golpearon por más de una hora.

Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana lo rescataron y lo llevaron al Hospital General del Sur. Allí falleció.

Al segundo, aún sin identificar, lo encontraron ayer, a las 5.00 de la mañana, en la calle 20B con avenida 16 de la parroquia Cristo de Aranza. Los curiosos y los oficiales que llegaron a la barriada comentaron que lo atacaron cuando ingresó a la casa de un vecino para robarle el reproductor de sonido a un carro.

“Lo arrastraron por la carretera, lo amarraron en forma de hamaca, entre la cerca de la comunidad cristiana y un poste de luz. Lo azotaron, lo agredieron con un bate de béisbol en la cabeza, hasta el punto de romperlo, intentaron quemarlo. Pero se les apagó”, detalló un averiguador.

El cuerpo yacía tirado en la carretera en posición fetal con un suéter rojo, un jean destrozados y unas alpargatas negras. El cuerpo estaba hinchado y ensangrentado debido a los golpes, los ojos lo tenía casi fuera de sus cuencas y las piernas las tenía raspadas.

Era un hombre de unos 26 años, moreno y de 1,70 de altura

Los vecinos se acumularon frente a la escena del crimen y comentaron entre ellos que ambos sujetos no pertenecían a esa zona.

Dijeron que a los dos antisociales los golpearon unos 10 hombres. Agregaron que el barrio estaba lleno de delincuentes como ese que los tenían azotados y que los robaban todos los días.

Fuente EP Mundo La Verdad