Se salva de ser deportada por esta rara enfermedad

Reyna Gómez, una hondureña indocumentada que sufre una rara enfermedad en la sangre, obtuvo una “pequeña victoria” en su lucha por no ser deportada de los Estados Unidos.

La Policía de Inmigración y Aduana (ICE) postergó por dos semanas la decisión sobre la petición de asilo de Gómez. ICE le había otorgado un máximo de 30 días a Gómez para presentar las pruebas suficientes de que su enfermedad, trombocitopenia, no puede ser tratada en Honduras.

Gómez dijo que tras presentar las pruebas, durante una cita en las oficinas de ICE en Miramar el lunes, un empleado le entregó un “documento de probatoria” y le informó sobre la prórroga. Entre las estipulaciones en el documento de probatoria, está el derecho de solicitar a un permiso de trabajo, dijo Gómez.

“Estoy muy esperanzada. En el papel me da el derecho de solicitar a un permiso de trabajo, el lunes tengo que llevar las dos fotos, prueba de mis impuestos y mis pagos de renta. Sigo con mucha fe, esta es una pequeña victoria”, dijo Gómez, de 49 años de edad y quien llegó a Estados Unidos hace 12 años.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald