Sepa quién se adjudicó el ataque a turístico de Barcelona

El pasado jueves tres, alguno de ellos encapuchado según los testigos, del grupo de Arran Països Catalans, una de las formaciones que integran la CUP, asaltaron un autobús turístico cerca de la parada del Camp Nou de Barcelona, pincharon las ruedas e hicieron la pintada “el turismo mata a los barrios” en el parabrisas.

Así lo ha reivindicado esta entidad en un vídeo distribuido por las redes sociales y con el que pretenden denunciar que el turismo “destruye el territorio y condena a la miseria a la clase trabajadora”.

Por eso, la entidad de la izquierda anticapitalista quiere luchar contra este modelo por la precarización del empleo que supone, la destrucción de zonas naturales y causa gentrificación.

“Actuamos en legítima defensa contra un modelo que nos quiere esclavas y convierte el país en un parque de atracciones que únicamente beneficia a la burguesía y al capital”, señalan desde Arran en un comunicado y afirman que la acción se enmarca dentro de “un gran ciclo de movilizaciones” por lo que consideran los Països Catalans, ya que también hicieron actos en Palma y en Valencia contra pisos turísticos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, anunció que han pedido un informe para denunciar el ataque a un autobús turístico en el distrito de Les Corts el pasado jueves. Colau afirmó que “protestar por el turismo no puede pasar nunca por intimidar personas ni dañar equipamientos”. El concejal de Les Corts, Agustí Colom, consideró la acción un “hecho aislado” y negó que reflejara una situación de hastío de los barceloneses con el turismo.

La acción ha tenido una amplia respuesta entre los grupos municipales. El líder del PP en el Ayuntamiento, Alberto Fernández Díaz, pidió a la alcaldesa Ada Colau a actuar contra el “turismo borroka”, ya que considera que “en los últimos meses se han repetido las acciones violentas contra activos turísticos de la ciudad”. Fernández Díaz ha pedido explicaciones “a Colau, como alcaldesa, y a Jaume Collboni, como responsable de promoción económica”, sobre “por qué motivos se ha tardado 48 horas en informar” del ataque a un bus turístico y “sobre las medidas de seguridad en los entornos turísticos de Barcelona”.

La portavoz del Grup Municipal Demòcrata, Sònia Recasens que depure responsabilidades sobre la ocultación al ataque al vehículo y que traspase sus competencias de seguridad a un concejal que las asuma “de forma clara y sin ambiguedad”. Además, lamentó que el gobierno municipal no haya denunciado este asalto ya que “ocultando actos vandálicos los acabas justificando”.

Fuente EP Mundo El Mundo