Sesión del Consejo de DDHH de la ONU no pelará a Venezuela

La situación en Venezuela centrará el inicio de la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que comienza este lunes con una intensa agenda protagonizada por el canciller del país, Jorge Arreaza.

El primero que hará alusión a los presuntos abusos cometidos en el país será el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, en su presentación general sobre violaciones de las libertades fundamentales en distintas partes del mundo.

El alto comisionado para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, se pronunciará sobre violaciones de las libertades fundamentales en distintas partes del mundo.

Se espera que haga referencia al informe que su oficina presentó en agosto y en el que denuncia torturas y malos tratos perpetrados por las fuerzas del orden venezolanas durante las protestas antigubernamentales.

Zeid pedirá al Consejo medidas para evitar un mayor deterioro de los derechos humanos en ese país, mediante un mecanismo de supervisión, informes regulares o una comisión de investigación.

Tras la intervención del alto comisionado, Arreaza tomará la palabra para exponer durante diez minutos la versión del Gobierno de Nicolás Maduro sobre lo que ocurrió de abril a julio en Venezuela, donde más de 130 personas murieron durante las protestas y miles fueron detenidas, muchas de ellos, según la ONU, arbitrariamente.

Zeid pedirá al Consejo medidas para evitar un mayor deterioro de los derechos humanos en Venezuela

Arreaza mantendrá después encuentros bilaterales y una reunión con el Grupo de Países No Alineados, y al mismo tiempo, organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch expondrán su versión de los hechos en actos paralelos.

Al día siguiente los países miembros del Consejo y el resto de naciones de la ONU podrán responder al ministro venezolano.

Fuentes próximas al Consejo indicaron que muchos países ya han señalado que así lo harán, dado su interés en que las palabras de Arreaza queden “equilibradas” por su propia evaluación de la situación.

Por ahora no se espera la presentación de una resolución de condena a Venezuela, ni que se pida la suspensión de ese país como miembro del Consejo, aunque los países tienen hasta el 21 de septiembre para hacerlo si así lo desean.

Fuente EP Mundo Confirmado