Su amigo no le presta el auto y no creerá lo que hizo en venganza

La Audiencia Provincial de Murcia confirmó la sentencia de un Juzgado de lo Penal de esta ciudad que en octubre de 2016 condenó a un joven a un año y nueve meses de prisión y al pago de una multa de 450 euros por las lesiones que produjo a un amigo al que, además, arrojó su coche por un precipicio cuando se negó a que lo condujera por carecer del carné.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Murcia, en la sentencia que ahora encuentra el respaldo de la Audiencia Provincial, declaró probado que los hechos ocurrieron en una urbanización de Molina de Segura (Murcia) el 22 de diciembre de 2011.

Los dos se encontraban en un descampado y en un momento dado el acusado se dispuso a coger el coche, a lo que se opuso el dueño al no tener permiso de conducir.

Fue entonces cuando el denunciado le golpeó la cabeza con un destornillador, ante lo cual “el lesionado salió corriendo del lugar” y buscó refugio en una gasolinera existente en las inmediaciones del lugar de los hechos. Mientras tanto, el acusado procedió a lanzar el vehículo por un precipicio, “quedando el coche completamente destruido”. Como consecuencia de la agresión, el perjudicado sufrió lesiones que tardaron en curar ocho días.

La sentencia condenó al acusado a la pena de un año y nueve meses de prisión y al pago de una multa de 450 euros y, también, al pago de indemnizaciones que sumaban 3.130 euros. Estas correspondían al valor del coche y al dinero y joyas que se encontraban en el interior del mismo y que no fueron recuperadas, junto con la partida indemnizatoria por las lesiones

Fuente EP Mundo La Verdad