Su propio huésped le da una horrible muerte bajo la sombra de la droga

Un suceso cuyas circunstancias todavía no están esclarecidas ha conmocionado este lunes la localidad coruñesa de Boiro. Un hombre de 38 años ha sido detenido como presunto autor de la muerte a puñaladas de una mujer de 66 en su casa de madrugada.

Los investigadores descartan que se trate de un caso de violencia de género, pero oficialmente no se confirman ninguna circunstancia que pueda rodear el crimen.

Los investigadores descartan que se trate de un caso de violencia de género

Otras fuentes extraoficiales apuntan a un posible enfrentamiento entre el agresor y la víctima por un tema relacionado con el tráfico de drogas.

El presunto asesino, S.V.P., de 38 años, permanece detenido en dependencias de la Guardia Civil mientras los investigadores siguen practicando diligencias tales como tomar de declaraciones a posibles testigos y recabar pruebas en el lugar del crimen. En las indagaciones será crucial también el resultado de la autopsia.

Fuentes oficiales de la Guardia Civil han indicado que tanto el presunto agresor como la víctima son vecinos de Boiro. El hombre estaba pasando unos días en casa de la víctima, pero los investigadores descartan que exista alguna relación sentimental o afectiva entre ellos.

El propio detenido fue quién dio la voz de alarma sobre el crimen. Presuntamente asestó varias puñaladas a la mujer, de iniciales C.D.D., y a continuación alertó al 112 Galicia.

Tras la alerta, una patrulla de la Guardia Civil se desplazó a la vivienda y allí encontró a la fallecida y al actual detenido.

Según ha indicado el instituto armado, el hombre estaba desnudo de cintura para arriba y llevaba una mochila en la que los agentes encontraron prendas de ropa y un cuchillo ensangrentados, presuntamente el arma del crimen.

Fuente EP Mundo El Mundo