Una intérprete de señas agrega misterio al caso del asesino de Tampa

Mientras el jefe policial, Brian Dugan, explicaba la detención del presunto asesino en serie que había aterrorizado durante semanas a la ciudad de Tampa (Florida), una mujer a su lado gesticulaba en lenguaje de signos, supuestamente traduciendo sus palabras para las personas sordas. En realidad, los movimientos de sus manos carecían de sentido. Y nadie la había invitado a estar allí.

“Estaba allí de pie y movía sus brazos como si estuviera cantando ‘Jingle Bells’, relató Rachell Settambrino, profesora de lenguaje de signos americano en la Universidad del Sur de Florida, al diario Tampa Bay Times.

Según explica, mientras el jefe de policía explicaba la cronología de los cuatro asesinatos, y describía cómo habían recibido más de 5.000 pistas antes de detener al sospechoso, de 24 años, la intérprete de signos transmitía:

“Hace 51 horas, cero 12 22, indescifrable, asesinato tres minutos en hace 14 semanas en viejo, indescifrable, asesinato cuatro cinco 55.000 petición 10 arresto asesinato arbusto, indescifrable, tres edad 24”.

El portavoz del Departamento de Policía de Tampa, Steve Hegarty, ha explicado que la intérprete, Derlyn Roberts, simplemente apareció por allí y le dijo que había venido a hacer la traslación a lengua de signos durante la conferencia de prensa. Hegarty asumió que alguien la había mandado llamar.

“La permití hacerlo, no pregunté lo suficiente”, explica. “No conozco sus motivos, no me devuelve las llamadas. Me gustaría saber cómo llegas a ese punto, tanto personalmente como profesionalmente”, añade Hegarty.

No es la primera vez que ocurre: en septiembre, cuando se anunció la evacuación por la llegada del huracán Irma, un intérprete en el condado de Manatee comenzó a indicar palabras como “pizza”, “monstruo” y “oso”.

Se trataba de un voluntario cuya ayuda se requirió por la urgencia de la situación y que claramente no estuvo a la altura de las circunstancias. En 2013, un falso intérprete participó en un acto en memoria del exmandatario surafricano Nelson Mandela, en el que participó el expresidente Barack Obama. Una vez más, sus signos no significaban nada. Luego explicó que era esquizofrénico y que había visto ángeles descender al estadio en el que se celebró el evento.

Fuente EP Mundo MSN