Cargando...

¿Y las opciones? Todo lo que tiene que saber del cruel “Plan Conejo”

El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció un plan para introducir la cría de conejos en las zonas populares de las ciudades para garantizar el consumo de “proteína animal” en el país frente a la “guerra económica” de la que acusa a Estados Unidos y “capitalistas” locales.

El jefe de la revolución bolivariana explicó en qué consiste el llamado “Plan conejo” -que pretende reducir el desabastecimiento de alimentos básicos que sufre el país- acompañado de su ministro de Agricultura Urbana, Freddy Bernal, en un acto televisado.

“Nos han enseñado que el conejo es una mascota bien bonita (…), pero el conejo visto desde el punto de vista de la guerra, una coneja pare aproximadamente diez, doce conejitos, al final se crían ocho”, contó Bernal, que agregó: “en dos meses y medio tenemos un conejo de dos kilos y medio”, dijo Maduro.

Pero el conejo no es un animal habitual en la dieta de los venezolanos, entre los que es más popular como mascota que como sustento nutricional. Esta circunstancia ha provocado a las autoridades chavistas un contratiempo para poner en práctica esta idea.

Asimismo, en Venezuela, se consume en el occidente del país, Zulia, Falcón, Lara, Portuguesa y Yaracuy.

La carne de conejo se consume desde la época de la prehistoria en países como Francia y Bélgica, más tarde se desplazó hacia la Península Ibérica hasta llegar hasta lugares como África y América. Por ejemplo, en México, las razas más comunes y utilizadas en la cría y comercialización de conejo son la Nueva Zelanda Blanco, California, Chinchilla, Mariposa, Satinado Rojo, y algunos otros como el Azteca Negro, especies de tamaño medio con pesos adultos que oscilan entre los 4 y 5 kilogramos de peso vivo.

Personas en pro al consumo de conejo señalan que su carne tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales que ayuda a evitar padecimientos de salud ligados a enfermedades coronarias, colesterol elevado y a las que se derivan del exceso de peso o de las dietas inadecuadas.

Sin embargo, basta ver las redes sociales para darse cuenta los comentarios de venezolanos que están en contra de este plan que intenta ocultar la falta de alimentos en la nación petrolera. “¿Con qué comida van a alimentar a esos conejos? Les recuerdo que los vegetales y las frutas están carísimos”, es una de las tantas percepciones que se han expuesto en Twitter.

“A mí me parece una crueldad. Los consejos son unos animales tan tiernos, inofensivos”, dijo Blanca de López del refugio de animales Anímense, encargada en dar en adopción a mascotas, la cual además solicitó apoyo porque la crisis les hace difícil alimentarlos.

López señaló que estos animales son de extremo cuidado y que darlos a familias para que los críen en una “crueldad”. “¿Tú te imaginas eso? Eso es una crueldad que la gente los crie, le dé cariño y después que los maten y se los coman”, aseveró a El Cooperante.

Según la declaración universal de los derechos de los animales de las Naciones Unidas señala que el hombre “no puede atribuirse el derecho a exterminar a los otros animales o explotarlos violando su derecho”.

El Gobierno venezolano espera llevar a cabo estas medidas a través de las comunas y de los cuadros de la revolución en los pueblos y las zonas populares de las ciudades, un proceso que debe culminar en la creación de una “economía local” que sea alternativa a la “especulación” lo que el oficialismo llama comerciantes “burgueses”.

Fuente EP Mundo El Cooperante
Cargando...
Cargando...