¡Y sigue! Trump reabre casos de inmigración cerrados por Obama

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha abierto los casos de cientos de inmigrantes irregulares que habían sido cerrados por la gestión de Barack Obama, según una investigación de Reuters.

Durante el mandato de Obama miles de expulsiones de extranjeros residenciados en EE.UU. fueron detenidas debido a que los inmigrantes demostraban buena conducta, para darle prioridad a quienes hubieran cometido algún delito.

Trump señaló en enero que planeaba ampliar el número de inmigrantes irregulares deportados, aunque aún no ha dado a conocer sus esfuerzos por reabrir los procesos.

Entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, las fiscalías comenzaron las gestiones para reabrir 1.329 expedientes, según datos de la Oficina Ejecutiva de Inmigración Review (EOIR). En el mismo período, Obama presentó 430 mociones similares.

Reapertura de casos cerrados

A partir del 2011, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) comenzó a revisar los procesos de deportación: si consideraba que el inmigrante no representaba una amenaza para la seguridad pública y tenía vínculos con EE.UU., no se le expulsaba del país.

Sin embargo, a partir del 25 de enero de este año, el DHS reabrió expedientes que se consideraban cerrados.

Los abogados dicen que aunque algunos de los casos reabiertos son de inmigrantes arrestados por crímenes graves, hay otros de personas que no han cometido crímenes o que fueron citadas por faltas menores, como multas de tráfico.

“Este es un cambio radical”, dijo a Reuters el abogado David Leopold, expresidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración. En su opinión, antes solo se reiniciaba un proceso si alguien cometía un delito tras haber sido cerrado su expediente, “pero ahora los reabren porque quieren deportar a la gente”.

De acuerdo con la línea de Trump, los delincuentes son la máxima prioridad para la deportación, pero cualquier ilegal es un blanco potencial.

Fuente RT