Ya no respetan el culto en Jerusalén

Líderes islámicos pidieron un alto a los musulmanes que boicotearan la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén. Esto después de que Israel colocara detectores de metal en los accesos tras un ataque mortal la semana pasada.

Israel introdujo las medidas de seguridad el domingo cuando reabrió el lugar, que es sagrado para los musulmanes, que lo conocen como Noble Santuario, y para los judíos, que lo llaman Monte del Templo.

El recinto se cerró el viernes después de que tres árabes musulmanes con ciudadanía israelí mataran a tiros a dos policías en el lugar.

La Waqf, la autoridad islámica jordana que gestiona las cuestiones religiosas en el recinto, junto con otros grupos islámicos, pidió a los fieles que “no entren en la mezquita”.

“Si se siguen imponiendo los detectores de metales, pedimos a la gente que rece ante las puertas”, indicaron.

Fuente EP Mundo Yahoo! Noticias