¡A lo 50 sombras! Por ponerle picante a su vida casi la pierde

Un hombre de 59 años, con la finalidad de ponerle un poco de sabor a su vida estuvo a punto de morir mientras practicaba sexo extremo en casa de un amigo en la ciudad italiana de Padova.

El hombre fue encontrado agonizante y con una cuerda atada al cuello por los servicios médicos, según informa el periódico italiano ‘Il Corriere della Sera’.

Ambos estaban practicando sexo bondage utilizando látigos, esposas y otros objetos que limitaron las capacidades sensoriales del mayor.

El amigo, de 30 años, evitando pedir ayuda, intentó practicarle una traqueotomía que agravó su estado de salud.

Finalmente, decidió llamar al 118 (equivalente del 112).

La víctima fue trasladada al hospital todavía con las cuerdas, vendas y collares de tachuelas puestos. Los médicos consiguieron salvarle la vida y ahora se encuentra ingresado.

Mientras tanto, su amigo ha sido detenido por las autoridades italianas por haber causado lesiones graves a su compañero de aventuras.

Fuente EP Mundo Que.es
Cargando...
Cargando...